Quantcast
Hoy Los Angeles}
3:10 p.m., 9/21/2014 | 75°

El Sabio Opina

Buenas presentaciones de Angulo y Mares en el Staples

A Alfredo “Perro Angulo” sólo le bastaron 56 segundos para dar aviso que su regreso va en serio. Con un letal gancho de izquierda a la mandíbula derrumbó tempranamente a Raúl “Tigre” Casares para disipar cualquier duda que había sobre si su ausencia involuntaria del ring de un año lo había mermado física y mentalmente.

Desde el campanazo inicial, Angulo mostró su hambre por sobresalir y con 10 golpes que conectó de 33 intentos, descargó toda la angustia y frustración que llevaba por dentro tras haber sido detenido en un centro para migrantes en El Centro, California a lo largo de siete meses. El “Tigre” terminó siendo un simple aperitivo para el “Perro” en la reanudación de su carrera.

En la pelea semi estelar, Leo "Terremoto" Santa Cruz retuvo su título gallo de la FIB ante el valiente pero inofensivo Víctor Zaleta.

La diferencia física entre ambos era bastante notable, Santa Cruz, quien nació en Huetamo, Michoacán y ahora reside en Los Ángeles, es un peso gallo un natural mientras que Zaleta estaba disputando su primera pelea en la división de las 117 libras tras casi seis años como púgil profesional.

Santa Cruz castigó a Zaleta con una variedad de golpes a la cabeza y al cuerpo durante toda la pelea. El retador se tardó unos rounds para entrar en confianza, pero cuando se estableció, intercambio golpes sin ningún temor.

Quedó claro que Santa Cruz no es un púgil bastante contundente pese a que ganó por nocaut en el noveno asalto. En el cuarto y séptimo asalto derribó a Zaleta con violentos ganchos al cuerpo pero no lo pudo liquidar y sudó para acabar a un rival poco peligroso que nunca lo lastimó y que sólo ganó un round en una de las tarjetas de los tres jueces.

Después de la pelea expresó interés en subir a la división de los supergallos. Si hace esto, tendrá que desplegar un ataque aún más abrumador de lo que ya es para poder vencer a rivales más fuertes considerando su estilo agresivo y su tibio poder de puños.

En cuanto a la pelea estelar de la noche, el tapatío creado en Hawaiian Gardens, Abner Mares, también retuvo su título supergallo del CMB ante el panameño Anselmo "Chemito" Moreno por decisión unánime en una pelea ruda y ríspida.

Luciendo los colores de Lakers de Los Ángeles en sus calzoncillos, Mares empezó el combate siendo muy impetuoso. Intentó imponer su fuerza de inmediato pero se topó con las marrullerías de Moreno, quien en numerosas ocasiones empujó su cabeza hacia abajo cuando se enganchaban.

La pelea fue un complicado choque de estilos debido a la guardia zurda del panameño. El ex olímpico por México en Atenas 2004 tuvo que picar piedra y ser incesante para poder castigar a un rival incómodo. En el quinto asalto, con un derechazo que fue la culminación de una explosión de golpes, Mares mandó a la lona a “Chemito” por primera vez en su carrera profesional.

Moreno no propuso mucho ofensivamente durante gran parte del combate, nunca hizo retroceder al campeón. Solamente cuando Mares lo retó a que le pegara en el octavo asalto y cuando lució algo cansado en los últimos asaltos fue cuando “Chemito” se animó a atacarlo plenamente.

Con esta victoria no hay duda que el de Hawaiian Gardens está listo para enfrentar al campeón de la OMB, Nonito "Filipino Flash" Donaire. Mares y su promotora, Golden Boy Promotions, han dejado bien claro que harán todo lo posible para que finalmente se concrete el tan ansiado combate entre las dos figuras de la división surpergallo.