Quantcast
Hoy Los Angeles}
4:11 a.m., 9/1/2014 | 70°

Desde el Consulado

Mes de la Hispanidad

El 15 de septiembre próximo da inicio en Estados Unidos el Mes de la Hispanidad, cuyo objetivo es celebrar la historia, la cultura y las aportaciones de los países hispanoamericanos y España a esta naciónlos Estados Unidos. Instituido en 1968 como Semana de la Herencia Hispana, no fue sino hasta 1988, bajo la administración del Presidente Ronald Reagan, que se convirtió oficialmente en todo un mes. La celebración se inicia coincidentemente con las fechas de independencia de México, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, y dentro de los 30 días de su duración, abarca también el Día de la Raza. El Mes de la Hispanidad se ha convertido en un espacio para la celebración, para la música, el arte y la gastronomía de nuestros países. Pero también, La fecha también es un tiempo que invita a la reflexión profunda sobre las invaluables aportaciones que los inmigrantes hispanos han realizado a este país. Esto cobra especial relevancia en la ciudad de una ciudad como Los Ángeles, de carácter profundamente mexicano, y en la que la cultura hispana ha sido un elemento indivisible de su historia y de su presente. Y es que No hay que olvidar que tanto California como los Estados Unidos han sido construidos en gran parte por el trabajo y el esfuerzo de los inmigrantes. Las aportaciones de los hispanos a Estados Unidos abarcan desde las bellas artes y la literatura, hasta la educación, la ciencia, el comercio y la política. Figuras de la talla del actor Anthony Quinn, el premio nobel de química Mario Molina, el deportista Fernando Valenzuela y la tesorera Rosario Marín, por mencionar sólo algunos, han enriquecido enormemente la vida de este país. Esta semana, la alcaldía de Los Angeles reconoció en el evento de lanzamiento del Mes de la Hispanidad 2012 a María Elena Durazo, líder defensora de los derechos laborales; a Mia Lehrer, arquitecta destacada; y a los jóvenes ‘dreamers’, quienes representan el presente y el futuro de esta nación. Pero así como tenemos personalidades de primer nivel, no olvidemos el aporte silencioso, pero esencial, de los millones de trabajadores inmigrantes hispanos en la industria y en los servicios que sostienen a diario con su esfuerzo la economía de este país. Hay un elemento importante en el Mes de la Hispanidad que no debe dejarse de lado y es el que nos permite encontrar espacios de unión y acuerdo entre las comunidades latinas, tomado en cuenta el hecho de que compartimos una herencia y una historia común. Y de esta misma forma, compartimos también los retos que enfrentan las comunidades migrantes en una nueva sociedad. Festejemos pues el Mes de la Hispanidad recordando la riqueza de nuestra historia y nuestra cultura, pero sobre todo, celebrando los sueños, los logros y el legado hispano en este gran país. Me pueden hacer llegar sus comentarios a dfigueroa@sre.gob.mx