Quantcast
Hoy Los Angeles
3:35 a.m., 4/18/2014 | 62°

Al Día con Inmigración

El perdón sin larga distancia

Por Marta Victoria Canossa En general, una persona que sin la autorización del gobierno ha vivido más de 6 meses en Estados Unidos debe solicitar un perdón para así obtener la residencia permanente por medio de una petición familiar. El 6 de enero, el Departamento de Inmigración de Estados Unidos, conocido como el USCIS, anunció que cambiará el proceso de adjudicación de peticiones para este tipo de perdones. La ley de inmigración no ha cambiado. El cambio se basa en una nueva manera en que los perdones actualmente presentados por medio de los formularios I-601 serán procesados. Aunque los detalles finales sobre la implementación de este nuevo procedimiento aún no han sido establecidos, y no sabemos la fecha en la que tomará efecto, el compromiso del gobierno parece definitivo. Recientemente, el 30 de Marzo de este año, el USCIS anunció formalmente que planea revisar las secciones 103 y 212 del Título 8 de los Reglamentos Federales. De esta manera se establecería la opción de solicitar perdones provisionales. Este cambio de procedimientos ayuda enormemente a ciertas personas con la posibilidad de inmigrar a Estados Unidos por medio de una petición familiar inmediata. Por ejemplo, cónyuges de ciudadanos e inmigrantes jóvenes, de entre 18 y 21 años, hijos de ciudadanos, también se verían beneficiados. Esta medida promueve la unión familiar y evita separaciones indefinidas. El proceso seguirá siendo iniciado por medio de una petición familiar. El perdón sería considerado una vez que esta petitoria haya sido aprobada. Por medio de este cambio, las personas que han entrado a los Estados Unidos de manera indocumentada todavía tendrán que salir del país para obtener su residencia permanente y todavía tendrán que solicitar un perdón por haber vivido en los Estados Unidos sin documentación. Este procedimiento no cambiará la manera en que el pedido de perdones por fraude o por ciertos delitos serán procesados. Sin embargo, la gran ventaja es que ahora muchas personas podrán solicitar su perdón antes de salir para sus entrevistas con el consulado norteamericano en sus países respectivos. De esta manera, la mayor parte del caso sería procesada antes de que se tenga que salir de Estados Unidos. Los familiares ciudadanos y la persona inmigrante ya no tendrían que esperar sus resultados mientras se encuentran lejos de sus seres queridos. Toda persona que desee aprovechar esta oportunidad debe consultar con un abogado de inmigración. Existen muchas ideas que se pueden evaluar. Por ejemplo: una persona que actualmente tiene una petición familiar aprobada, y ya se encuentra en contacto con el Centro Nacional de Visas, conocido como el NVC, puede aplicar formalmente para que se le brinde una prórroga en el caso. Estas personas podrían aprovechar los beneficios de esta nueva propuesta y al mismo tiempo prevenir la cancelación de la petición familiar. Además, bajo los nuevos reglamentos, si el pedido de perdón es negado, el inmigrante podría ser referido a comparecer frente a una Corte de Inmigración. Existen varios requisitos bastantes técnicos que tendrán que cumplirse. Mientras este tipo de factores existan, es importante contratar los servicios de un abogado y no los de un notario. Conozco casos en los que las personas pidiendo un perdón para poder regresar al país han tenido que esperar hasta 3 años en su país natal. Sé de parejas que por años han vivido separados por miles de millas mientras esperan que su caso inmigratorio sea aprobado. En muchos casos, por causa de la manera en que estas aplicaciones de perdón son procesadas, niños ciudadanos de Estados Unidos se ven obligados a crecer en un hogar desintegrado, en países con muchos problemas sociales. Por medio de esta iniciativa, el gobierno de Estados Unidos honrará a miles de familias Estadounidenses con un trato más humano, y más justo.