Quantcast
Hoy Los Angeles}
10:34 a.m., 9/17/2014 | 83°

Bale no puede cambiar la historia y el Arsenal se mete en la Champions


EFE | 5/19/2013, 11:35 a.m.
Bale no puede cambiar la historia y el Arsenal se mete en la Champions

El Tottenham que lidera el galés Gareth Bale cumplió hoy con la tarea de ganar al Sunderland (1-0), pero quedó fuera de la Liga de Campeones un año más en beneficio del Arsenal, que no ha fallado en dieciséis temporadas y se aseguró la cuarta plaza al ganar al Newcastle a domicilio (0-1).

Bale, de 23 años y una de las estrellas que más ha brillado esta temporada en la Premier, dejó una vez más una muestra de su talento con el minuto noventa cumplido, cuando descerrajó un tiro desde fuera del área que dio a los suyos una amarga victoria.

Los esfuerzos de los "spurs" eran inútiles desde el inicio de la segunda parte, cuando el francés Laurent Koscielny había adelantado en Saint James Park a un Arsenal que se aseguraba con ese resultado la cuarta plaza, que le otorga el derecho a jugar la fase previa de la máxima competición continental.

Por segunda temporada consecutiva, White Hart Lane lamentaba en la última jornada haberse quedado a tan solo un paso de la 'Champions', después de que el inglés Harry Redknapp dejara al equipo a un solo punto de la clasificación la pasada campaña.

El pase directo a la primera ronda de la Liga de Campeones lo logró el Chelsea, que a un cuarto de hora del final de su encuentro ante el Everton vio cómo el español Fernando Torres completaba la tarea que había iniciado al inicio del duelo su compatriota Juan Mata (2-1).

El final taquicárdico de la Premier este año dejaba una vez más a los cuatro grandes de Inglaterra, con permiso del Liverpool, que ha cerrado el campeonato séptimo, clasificados para la Liga de Campeones.

El Manchester City recibía al Norwich con la segunda plaza asegurada matemáticamente y sumido en una crisis tras la destitución del italiano Roberto Mancini, precipitada al perder la Copa de Inglaterra ante el Wigan.

Así las cosas, el inglés Jack Rodwell se reivindicó con dos goles en una tarde en la que la falta de motivación hizo que el humilde Norwich ganara por 2-3 en el Etihad, el campo del anterior ganador de la Premier.

El ya campeón, el Manchester United, vivía una jornada especial ante el West Bromwich, el último partido del técnico Alex Ferguson en el banquillo de los "diablos rojos" tras veintiséis temporadas al mando.

El veterano escocés, de 71 años, no pudo firmar una victoria en su último encuentro como entrenador del United, que coincidía con su partido número 1.500 como técnico del equipo, si bien disfrutó de un choque vibrante que terminó con un empate a cinco goles.

Los "diablos rojos" son campeones esta temporada desde hace prácticamente un mes, y el partido de hoy sirvió además para que el holandés Robin Van Persie sumara un nuevo tanto a su cuenta personal, que acumula 26 tantos y le acredita por segunda temporada consecutiva como máximo goleador del campeonato.

Su principal rival esta temporada para arrebatarle esa distinción, el uruguayo Luis Suárez, no ha podido sumar nuevos tantos desde que resultó sancionado con diez partidos a finales de mayo por morder al defensa serbio del Chelsea Branislav Ivanovic.

El Wigan del español Roberto Martínez, campeón este curso de la Copa de Inglatera, cerró por su parte una temporada agridulce con un ya intrascendente empate a dos ante el Aston Villa.

Descendidos desde la semana pasada, los "latics" disputaron el que por ahora es su último encuentro en la Premier con la vista puesta en sobrevivir el año que viene en la segunda división inglesa y en disputar al mismo tiempo la Liga Europa, para la que se clasificaron gracias a su brillante resultado en la Copa de Inglaterra. EFE