Quantcast
Hoy Los Angeles
6:48 p.m., 4/18/2014 | 64°

Querida Silvie...

Nuestra experta en salud holística responde a sus inquietudes y lo ayuda a llevar una vida más sana

Silvie Celiz | 5/16/2013, 3:06 p.m.
Querida Silvie...

Querida Silvie:

Estoy confundida y soltera. Me considero una chica guapa y con mucho que brindar a una relación amorosa. Usualmente me enamoro súper rápido y me entrego por completo. Siempre el comienzo de cada relación que he tenido han sido amores intensos tipo película, hasta llego a creer que finalmente ese será el gran amor de mi vida.

Mi deseo más grande es estar enamorada de un maravilloso hombre que me amé y tener una relación de pareja seria y estable. El problema es que mis relaciones nunca duran más de dos meses. No entiendo porqué si al comienzo estamos tan enamorados, se enfrían las cosas tan rápido de la noche a la mañana, especialmente de parte de ellos. Esto me tiene deprimida porque ya quisiera estar casada.

¿Qué puedo hacer para cambiar esta situación?

Martha

Querida Martha,

No hay que confundir el amor con el estar enamorada. Si tu deseo más grande es tener una relación de pareja seria y estable con un hombre que te ame, lo que estás buscando es el amor. La gran diferencia entre el amor y estar enamorado/a es que el amor te brindará estabilidad y longevidad, mientras que estar enamorada/o es generalmente un estado temporal donde tu mente y tu cuerpo experimentan reacciones químicas que nos hacen sentir bien y por falta de información, generalmente lo confundimos con amor. Cuando esas reacciones químicas terminan su ciclo, pensamos que el “amor” se acabó y como no hubo profundidad, termina la relación.

El amor, el cual comienza dentro de uno mismo, es un sentimiento profundo y universal que siempre fue, es y será. El amor entre pareja se desarrolla poco a poco, conociéndose unos a otros a través de una comunicación frecuente y abierta, viviendo situaciones que te dan más conocimiento sobre los valores de esa persona, creando un lazo fuerte y a largo plazo. Uno no puede amar lo que no conoce y conocer a una persona toma su tiempo. Esto es clave porque estando conscientes de esto, sabemos que nuestra meta, cuando vemos a alguien que nos gusta o nos atrae físicamente, es conocer quién es en realidad.

El mejor secreto para darse la oportunidad a ambos de desarrollar el amor es la abstinencia sexual. Los hombres y las mujeres son muy diferentes. Cuando dos personas se conocen y sienten atracción física, nosotras pensamos “Amor, puede ser mi futuro esposo” y ellos piensan “Sexo, me la quiero llevar a la cama”. EL SEXO NO ES AMOR. Es más, los hombres pueden tener sexo sin desarrollar sentimientos o lazos emocionales. Lo opuesto sucede con las mujeres. Cuando nosotras tenemos relaciones sexuales producimos químicos que nos enlazan emocional y psicológicamente a una persona hasta el punto de crear una dependencia química/psicológica la cual confundimos con el amor.

Los hombres son conquistadores por naturaleza. Si les das todo fácil y rápido, ellos se aburren y están listos para su próxima conquista y te dejan destruida emocionalmente y químicamente dependiente de ellos por un tiempo. Es por eso que la abstinencia sexual te da dos grandes ganancias: