Quantcast
Hoy Los Angeles}
2:23 p.m., 9/2/2014 | 78°

Iglesia señala que "tregua" entre pandillas no beneficia a los salvadoreños


Subrayaron que las pandillas provocan "zozobra, luto, pobreza y migración a las familias salvadoreñas"

EFE | 5/13/2013, 10:53 a.m.
Iglesia señala que "tregua" entre pandillas no beneficia a los salvadoreños
Un pandillero de la Mara Salvatrucha sostiene una pancarta en un acto en el cual se declaro a Santa Tecla como el segundo municipio libre de violencia como parte de la segunda etapa de la "tregua" entre pandillas salvadoreñas en Santa Tecla, a las afueras de San Salvador. | EFE/ARCHIVO

La iglesia católica de El Salvador señaló que la "tregua" entre pandillas, que según el Gobierno ha bajado los homicidios en el país, no ha beneficiado a la población y calificó de "terrorismo" las acciones de esas bandas.

"La 'tregua entre pandillas' no ha producido los beneficios que la población honrada y trabajadora esperaba para sí misma", expresó la Conferencia Episcopal de El Salvador en un comunicado.

"El terrorismo causado por las pandillas, que amenaza, hiere y mata sin discriminación, es gravemente contrario a la justicia", agrega el comunicado, leído en la habitual rueda de prensa dominical por el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez.

Los obispos dijeron en el texto estar "preocupados por la violencia en general, y en particular por la violencia causada como efecto del accionar de las pandillas, que atropella la dignidad humana, coarta las libertades ciudadanas, quebranta el estado de derecho y debilita el sistema democrático".

Subrayaron que las pandillas provocan "zozobra, luto, pobreza y migración a las familias salvadoreñas", esto último en alusión a que algunos pobladores se van a vivir a zonas más seguras ante el acoso de esos grupos delictivos.

La "tregua" entre la Mara Salvatrucha (MS) y la Mara 18 (M18) consiste en que sus miembros no se maten entre sí y ha disminuido los asesinatos en alrededor de un 50 % desde que comenzó en marzo de 2012, según el Gobierno del presidente Mauricio Funes.

El Gobierno sostiene que no ha negociado con las pandillas, sino que es un "facilitador" del pacto, mediado por el obispo castrense, Fabio Colindres, y el exdiputado del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional Raúl Mijango.

Empero, el Gobierno admite que los pandilleros siguen cometiendo delitos como extorsiones, secuestros, asaltos y desaparición forzada, entre otros.

El ministro salvadoreño de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, suele justificar ante la prensa que los pandilleros siguen extorsionando porque "viven de eso".

La iglesia sentencia en su comunicado que "para nadie el robo y la extorsión pueden ser medios justos para vivir", y añade que "el secuestro y la desaparición violenta de personas hacen que impere el terror".

Uno de los obispos firmantes del comunicado es el capellán Colindres, de quien Rosa Chávez reiteró que actúa a título personal y por razones humanitarias como mediador de la "tregua".

Rosa Chávez también reafirmó que, institucionalmente, la iglesia no tiene relación con el pacto entre las pandillas, aunque apoya a Colindres, e indicó que la "tregua" necesita "credibilidad y sostenibilidad".