Quantcast
Hoy Los Angeles
5:50 p.m., 4/16/2014 | 62°

El exgeneral Rodríguez se declara inocente de genocidio y pide su libertad

Fue jefe de Inteligencia del ex jefe de Estado de Facto, general José Efraín Ríos Montt

EFE | 5/10/2013, 10:54 a.m.
El exgeneral Rodríguez se declara inocente de genocidio y pide su libertad
El general retirado de Guatemala José Mauricio Rodríguez. | EFE/ARCHIVO

El general retirado José Mauricio Rodríguez se declaró inocente del delito de genocidio en Guatemala y pidió al Tribunal que lo juzga que lo deje en libertad.

"Me declaro inocente de todas las acusaciones. Yo lo que pido es que me dejen en libertad porque soy inocente. Llevo 19 meses de estar preso injustamente", declaró el exjefe militar ante el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo que encabeza la jueza Jazmín Barrios.

Insistió en que "me siento inocente, por eso pido mi libertad señora jueza".

Rodríguez, quien fue jefe de Inteligencia del ex jefe de Estado de Facto, general José Efraín Ríos Montt, también juzgado y quien el jueves se declaró inocente, aseguró que nunca estuvo en el área ixil en el departamento noroccidental de Quiché, donde ocurrió la matanza de 1.771 indígenas entre 1982 y 1983 de la que se le acusa a ambos exmilitares.

Además, sostuvo que no elaboró ningún plan militar en el que se contemplara la eliminación de esa etnia maya como lo aseguraron durante las audiencias el Ministerio Público (MP) y los querellantes.

"En ningún momento se elaboró un plan militar específico ni mucho menos con la intención de exterminar a la etnia maya ixil", afirmó el militar retirado de 67 años.

Rodríguez dijo que "me dolió ver el desfile de tanto testigo contando todos sus pesares. Me dolió en mi corazón porque soy cristiano, pero tengo la necesidad de aclarar que yo no mandé a hacer eso ni mucho menos lo hice".

Este militar junto a Ríos Montt, quien gobernó de facto entre 1982 y 1983 son juzgado como autores intelectuales de la matanza de 1.771 indígenas ixiles en Quiché.

El histórico juicio inició el 19 de marzo y el Tribunal tiene previsto dictar este mismo viernes la sentencia.

La Fiscalía y los querellantes pidieron 75 años de prisión para ambos por los delitos de genocidio.