Quantcast
Hoy Los Angeles}
9:54 a.m., 4/24/2014 | 66°

Sandra Beltrán, una diabla angelical

La actriz colombiana sigue vigente por un papel antiguo que se ve por primera vez en EE.UU.

Sergio Burstein | 5/9/2013, 10:04 p.m.
Sandra Beltrán, una diabla angelical
Sandra Beltrán (der.) acompañada por otras intérpretes de ’Sin ellas no hay paraíso’. | Cortesía

“Sin tetas no hay paraíso” no es un producto televisivo cualquiera. Luego de su estreno en el 2004, la miniserie colombiana de sólo 23 capítulos adquirió tanta popularidad que fue recreada tres veces, con títulos y hasta nacionalidades distintas, y sentó las bases de los programas de ficción actuales que apelan a tendencias realistas para contar sus historias.

Esto es algo de lo que está muy consciente Sandra Beltrán, la actriz que, antes de participar en el mismo proyecto, había trabajado ya 12 años, pero que se dio a conocer de manera internacional con el papel que hizo aquí. Y es que, a estas alturas, “La Diabla” es un auténtico ícono de las villanas latinas modernas.

Lo curioso del caso es que la señal abierta de los Estados Unidos no había ofrecido la serie original hasta el miércoles que acaba de pasar, cuando UniMás empezó a transmitirla con el mismo formato pero un título distinto, ya que ahora se llama “Sin ellas no hay paraíso”.

Todo parece indicar que la denominación de las protuberancias femeninas ha sido un problema, ya que la segunda versión de la serie se llamó “Sin senos no hay paraíso” y esta -que es en realidad la primera- ha recibido ahora una alteración de nombre más drástica. “Es un poco irónico que nuestros personajes salgan todo el tiempo en ropa interior en los episodios y que suceda esto”, es lo primero que le dice Beltrán a ¡BRAVO! a través de una conexión telefónica. “Pero lo importante es que finalmente el público que vive en Estados Unidos podrá disfrutar de una serie que puede darle muchas lecciones tanto a los padres como a sus hijos”.

Según ella, el mensaje del programa apunta a que “no hay necesidad de buscar la vida fácil y los bienes materiales, sino que hay prepararse y estudiar, para vivir dignamente y no tener que hacer compromisos morales innecesarios”. Por si no lo saben hasta ahora, “Sin ellas..” cuenta la historia de Catalina (María Adelaida Puerta), una adolescente pobre que anhela ascender socialmente y que, para ello, se alía con Jéssica “La Diabla”, una amiga que la convierte en prostituta.

Beltrán asegura que esta producción fue precursora en la exhibición de males endémicos de la sociedad colombiana como el ‘sicariato’ y el narcotráfico, que se han vuelto casi rasgos permanentes de los programas televisivos actuales de ficción, hasta el punto de la saturación. “Podríamos hacer otras cosas, claro, pero hay demasiado por contar”, comenta. “Además, somos muy morbosos, y mientras el público lo siga viendo, se seguirá haciendo”.

Pese a que “La Diabla” es quien corrompe a la inocente Catalina, la actriz se empeña en defenderla. “Lo que ella quiere hacer es cumplirles el sueño a sus compañeras, por más equivocado que sea”, explica. “Siempre pensé que en realidad era una buena amiga”.

A diferencia de esta figura de la ficción, Beltrán jura ser “un completo angelito”, aunque no ha dudado en mostrar sus atributos físicos en varios de los papeles que le ha tocado interpretar. “Los que me conocen siguen creyendo que es impresionante que haya podido hacer de alguien así; sólo tengo semejanzas con ella en lo que tiene que ver con la picardía, y el sentido de liderazgo”, afirma. “Pero había que agregarle muchos detalles ‘picanticos’ al asunto para que funcionara”.

Hasta el año pasado, Beltrán había puesto en suspenso su carrera con el fin de asumir un papel más importante, el de madre soltera, ya que dio a luz un niño que lleva el nombre de Luciano. “Eso fue lo que me llevó a mudarme a Miami”, cuenta la intérprete oriunda de Bucaramanga. “Ha sido complicado, pero no imposible, porque tengo familia aquí”.

Mientras alista su regreso a la pantalla chica y asiste a diversas audiciones, la actriz supervisa la empresa de repostería Sueños Dulces, que ha establecido en su país de nacimiento con sus dos hermanas, Viviana y Mónica. “Me parece necesario invertir para el futuro, para que nuestros hijos tengan algo después”, dice. “Soy super dulcera, y si me mantengo bien -sobre todo después de haber tenido a un hijo- es porque hago mucho ejercicio y poseo naturalmente una constitución delgada”.

‘SIN ELLAS NO HAY PARAÍSO’

Dónde: Unimás

Cuándo: Todos los miércoles a las 10 p.m.

Reparto: María Adelaida Puerta, Sandra Beltrán, Patricia Ércole.