Quantcast
Hoy Los Angeles}
8:55 p.m., 8/21/2014 | 69°

Los rostros detrás de la demanda contra la Propuesta 8


EFE | 3/26/2013, 11:35 a.m.
Los rostros detrás de la demanda contra la Propuesta 8
Paul Katami y su pareja Jeff Zarrillo | EFE

El Tribunal Supremo de EE.UU. escuchó hoy argumentos a favor y en contra de la Propuesta 8, que prohíbe las bodas gais en California y contra la que luchan dos parejas homosexuales, entre ellos Paul Katami, quien criticó este martes el "estigma" que sufren los homosexuales.

Katami, su pareja de 12 años, Jeff Zarrillo, y las lesbianas Kris Perry y Sandy Stier son las únicas cuatro personas inscritas como demandantes y han puesto rostro a una lucha incesante por lo que consideran la igualdad de derechos.

"Se trata de nuestra igualdad", apuntó hoy Katami, un profesor de gimnasia, en declaraciones al canal CNN. "Se trata de nuestra libertad. No estamos intentamos derrumbar el matrimonio. No estamos tratando de redefinirlo. Lo que intentamos decir es que la igualdad es la columna vertebral de nuestro país", manifestó.

"Un estigma es un estigma. Y la discriminación es discriminación", afirmó.

Katami opinó que siempre que hay discriminación, se deben tomar medidas y el país debe inclinarse "hacia el arco de la igualdad".

Su pareja, Zarrillo, es gerente de unos multicines y ambos están decididos a contraer matrimonio desde hace más de dos años.

Incluso consideraron viajar a otros Estados para llevar a cabo una unión civil, pero resistieron, porque quieren hacerlo como cualquier otra persona y en California.

Pensaron en dar el paso durante los 142 días en los que el matrimonio entre personas del mismo sexo fue legal en California en 2008 debido a la decisión de la Corte Suprema, pero tenían dudas acerca de su legalidad una vez que la Propuesta 8 entrara en vigor.

Finalmente las 18.000 parejas que se casaron en ese tiempo han podido mantener su estatus.

El mismo objetivo tienen Perry, de 50 años, y Stier, de 48, habitantes de Berkeley, que cumplen 13 años como pareja y son madres de cuatro niños de edades entre 18 y 24 años.

Perry es directora ejecutiva de First Five Years Fund, una organización que ayuda a conseguir mejores resultados en educación, sanidad y productividad económica a través de programas dedicados a los niños menos favorecidos.

Stier trabaja para una agencia de servicios sanitarios.

La pareja trató de casarse en 2004, justo después de que la ciudad de San Francisco comenzara a dar licencias.

"Estamos viviendo un momento histórico", dijo Perry al diario San Jose Mercury News en una entrevista publicada este lunes. "Somos muy afortunadas de estar aquí para ser testigos de ello", sostuvo.

"Nuestro objetivo fundamental es invalidar la Propuesta 8 en California, pero cuanta más gente se vea impactada de forma positiva por el caso, mejor", indicó Stier.

La Proposición 8 salió adelante en noviembre de 2008 y paralizó las bodas gais que habían empezado a celebrarse en California tras una sentencia del máximo tribunal del Estado.

La propuesta fue posteriormente recurrida en las cortes federales por los grupos que defienden los matrimonios homosexuales.

Ahora el máximo tribunal de EE.UU. puede cambiar esa situación con su dictamen, previsto para junio. Los jueces del Supremo de EE.UU. se mostraron hoy escépticos al escuchar los argumentos a favor de la Propuesta 8 durante la audiencia dedicada al caso.

Los argumentos de Charles Cooper, el abogado de los defensores de la enmienda que prohibió los matrimonios homosexuales en California en 2008, fueron interrumpidos en varias ocasiones al inicio de la sesión, en especial por el juez Anthony Kennedy, un magistrado conservador que ha defendido en ocasiones los derechos de los gais.

Kennedy habló de los aproximadamente 40.000 niños adoptados o concebidos por parejas homosexuales sólo en California, y argumentó que "quieren que sus padres tengan un reconocimiento completo" de su unión.

"Sus voces son importantes, ¿o no?", se preguntó.

No obstante, el juez también habló de lo difícil que es determinar cuáles son las consecuencias en la sociedad de permitir el matrimonio gay, una experiencia históricamente reciente.

El Supremo se dedicará mañana al otro caso relacionado con las bodas gais, que responde a la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, por su sigla en inglés), en la cual se define el matrimonio como la "unión entre un hombre y una mujer".

Esa ley impide, por tanto, que los homosexuales casados en los nueve estados donde es legal logren reconocimiento y beneficios fiscales a nivel federal.