Quantcast
Hoy Los Angeles}
3:06 a.m., 9/21/2014 | 67°

Luis Enrique: un salsero con historia


Recuerda sus momentos como indocumentado y su reciente enfermedad

SERGIO BURSTEIN | 3/23/2013, 6 a.m.
Luis Enrique: un salsero con historia
“La verdad es que yo también fui un indocumentado; estuve de ese modo por 10 años. | Cortesía

El 28 de febrero pasado, Luis Enrique visitó Los Ángeles para presentarse en el Conga Room, y eso nos dio la oportunidad de hablar extensamente con él sobre diversos asuntos, que fueron desde lo musical hasta lo personal, pasando por lo político.

Ya les ofrecimos en el momento adecuado la parte de la entrevista en la que habló sobre “Soy y seré”, su más reciente trabajo en estudio, que lo encontró fusionando la salsa de sus amores con pop, funk y rock ; pero, durante la misma charla, el salsero de origen nicaragüense se refirió también a otros temas de interés que vale la pena sacar ahora a flote.

Uno de ellos estuvo referido a su estado de salud, que se complicó a principios de este año debido a una diverticulitis que lo afectó de improviso. Este es un malestar más o menos serio que involucra una fuerte inflamación y que, en su caso, lo llevó a cancelar algunas fechas de la gira que se encontraba encaminada.

“Sí, tuve un pequeño problema en el colon”, reconoció. “He dejado de cantar muy pocas veces en la vida, pero ahora, era muy peligroso viajar en el estado en el que me encontraba. Corría el riesgo de que se me perforara el colon”.

Esto lo obligó a posponer presentaciones en Ecuador y Venezuela, porque, como él mismo lo dice, no estaba apto para subirse a un avión. “Pero me sometí a un tratamiento de 15 días y ya estoy bien”, aseguró, con un tono de voz que rezumaba salud.

Palabras de un migrante

Aunque las letras de sus canciones no tienen nada de política, el mismo artista ha abogado desde hace tiempo por los derechos de los inmigrantes, participando en foros y conferencias relacionadas al tema y usando sus cuentas en las redes sociales para fomentar la causa. Es por ello que resultaba lógico preguntarle su opinión sobre el proceso actual que se encuentra supuestamente impulsando el gobierno federal para legalizar a muchos.

“Estoy al tanto de lo que está pasando con la ley y es algo que me tiene muy emocionado”, afirmó el vocalista.

“La verdad es que yo también fui un indocumentado; estuve de ese modo por 10 años, y sólo logré superar la situación cuando el entonces presidente Reagan aprobó la amnistía de 1986”.

Luego de insistir en que tener un proceso similar sería importante para los hispanos y para los hijos de los hispanos, Luis Enrique aseguró que, de implementarse, este debería venir de la mano del ‘Dream Act’ que tanto se reclama (y que tanto se ha rechazado). “Negarle la educación a tanta gente me parece una idea terrible”, comentó.

El cantante tuvo la oportunidad de transmitirle directamente sus pensamientos al presidente Barack Obama hace dos años, cuando formó parte de la conferencia anual del Instituto del Caucus Hispano del Congreso (CHCI, en inglés). Fue un día que recuerda muy bien.

“Le conté mi historia en los 45 segundos que me dieron, y él me respondió que sí, que de eso se tratan los Estados Unidos de América”, dijo. “Y creo en su sinceridad, porque es una persona con un aura increíble”.

Aunque sus planes inmediatos no incluyen la realización de un nuevo disco, pretende producir un DVD que le permita plasmar las celebraciones por sus 25 años de carrera.

“Se grabará en la ciudad de Managua el 9 de noviembre”, confirmó el reconocido artista, recordado por “Yo no sé mañana”. “Tendré a grandes amigos míos como invitados; es mi bebé de este año, porque se trata de un proyecto muy ambicioso con el que culminaré la gira”.