Quantcast
Hoy Los Angeles}
7:31 p.m., 4/24/2014 | 65°

Jack the Giant Slayer

Hazaña dentro y fuera de la pantalla

Andrea Carrion | 3/2/2013, 6 a.m.
Jack the Giant Slayer
Nicholas Hoult es Jack en esta cinta cargada de acción y mucha aventura. | Cortesía

Hace diez años, cuando le tocó interpretar a un niño de 12 años en búsqueda de una figura paterna, no imaginó que terminaría convirtiéndose en el héroe de una película basada en el famoso cuento de las habichuelas mágicas. En esta oportunidad, Nicholas Hoult da vida a “Jack The Giant Slayer”, nombre de la nueva cinta de Warner Bros, una producción tan demandante como su trama.

Todo empieza cuando Jack acepta unos frijoles que, supuestamente, tienen propiedades mágicas. Incrédulo, él los ignora, pero una vez en la casa que comparte con su tío –quien lo considera un perdedor-, deja caer una habichuela en el suelo.

Ese mismo día, la princesa Isabelle huye del castillo. Cae la noche y, por mera coincidencia, le pide refugio a Jack pues la lluvia no le permite seguir su camino. De pronto uno de los frijoles hace contacto con el agua e inmediatamente crece un tallo que no se detiene hasta que sobrepasa las nubes. El problema es que el tallo se lleva la casa de Jack, en donde se ha quedado atrapada la princesa. Ella llegará a una tierra habitada por gigantes de siete metros de altura y caníbales que buscan vengarse de los terrícolas. Y es aquí donde arranca la acción.

En conversación con HOY, Hoult explicó que los meses previos al rodaje debió entrenar muy duro, cómo hacer escalada en roca, disparar ballestas y montar a caballo, “cosas que nunca antes había hecho”, dijo.

Los tallos de 50 pies de altura que crecen del frijol fueron construidos especialmente para la película, rodada en 3D, y las hojas se hicieron de diversas formas; pintadas, glaseadas y en ocasiones, avejentadas y raídas para que parecieran individuales. Otra se crearon con computadora. Los actores debieron trepar los tallos junto a ventiladores gigantes que agregaban adversidad a la escena.

El terreno de la hacienda del Rey Enrique VIII en Hampton, al sur de Londres (Inglaterra), se volvió la campiña de Cloister, nombre del lugar donde se desarrolla la historia. Ahí fue donde se instaló el set con el tallo del frijol, mientras que el patio de la misma hacienda sirvió para recrear el mercado. La Catedral de Norwich, construida en el siglo XI, prestó su arquitectura para el cuarto del trono del Rey Brahmwell. Y aunque la producción construyó una gran parte del ficticio Palacio de Cloister en los Estudios Longcross en Surrey, el director de la cinta, Bryan Singer, también usó la gótica Catedral Wells, en Somerset, para ambientar los interiores del castillo, aprovechando el hecho de que contiene una de las colecciones más grandes de vitrales medievales del mundo.

Otro elemento que requirió mucho trabajo fue la recreación de los gigantes. Se usó mucha imagen generada por computadora (CGI), como el sistema Simul-Cam, desarrollado para la cinta “Avatar”. Pero también hubo mucho aporte de los actores, como Bill Nighy, quien hace el papel del General Fallon.

Cada mañana antes de grabar, Nighy cerraba las ventanas de su auto y gritaba durante veinte minutos hasta quedarse sin voz. Luego llegaba al set con el sonido rasposo de la voz de Fallon.

Volviendo a Hoult, el joven actor británico comentó que más allá de pasar un buen rato en el rodaje, le gustó interpretar a un muchacho soñador, valiente, perseverante, de buena moral y a quien los vientos siempre soplan a su favor, facultades con las que se identifica.

Con 23 años de edad, recientemente Hoult ha sido parte de grandes producciones como “X-Men: First Class”, “Warm Bodies”, “Jack the Giant Slayer” y pronto comenzará a rodar una película llamada “Young Ones” bajo la dirección de Jake Paltrow. Luego hará la secuela de la franquicia X-Men, “X-Men: Days of Future Past”.

Le preguntamos si siente que, finalmente, la gente le está quitando la etiqueta que le dejo “About a Boy”, cinta nominada a un Oscar en el 2003.

“No lo sé”, responde, “mucha gente todavía le tiene cariño a esa película. Me enorgullece mucho, pero sí, espero poder evolucionar y hacer otras cosas. Ojalá que estas películas que he estado haciendo demuestren que sí puedo interpretar otro tipo de personajes. Es difícil que no te estereotipen en este negocio”.

JACK THE GIANT SLAYER

Director: Bryan Singer

Reparto: Nicholas Hoult y Ewan McGregor

Estreno: 1ro de marzo