Quantcast
Hoy Los Angeles
3:16 p.m., 4/18/2014 | 67°

Pelearán los Harbaugh por el Súper Tazón

Por primera vez, dos hermanos son los coaches protagonistas en el duelo por el título de la NFL

Agencia Reforma | 1/23/2013, 6:16 p.m.
Pelearán los Harbaugh por el Súper Tazón

Hijos de un afamado coach colegial, los hermanos John y Jim Harbaugh han competido entre sí desde que eran pequeños y el futbol americano siempre fue el juego favorito.

Pero ahora, los Harbaugh lo harán en el evento deportivo más importante de Estados Unidos: el Super Tazón.

Por primera vez en la historia en la NFL, dos hermanos son los coaches protagonistas en el duelo por el título.

John dirige a los Cuervos de Baltimore y Jim es el estratega de los 49’s de San Francisco.

Comparten lazos familiares, pero mentalidades opuestas en el emparrillado.

Jim, quien jugó como mariscal de campo en la NFL en los 80 y 90, maneja un perfil netamente ofensivo, pero que en los 49’s ha encontrado el respaldo de una sólida defensiva.

En Baltimore, John, quien no jugó en la NFL, se desarrolló como asistente defensivo en la Liga y apenas en 2012 logró complementar su estrategia con un ataque versátil y contundente.

Será la segunda vez que se enfrenten en la Liga; la primera fue la temporada anterior en el Día de Acción de Gracias, cuando los Cuervos vencieron 16-6 a los 49’s, en Baltimore.

En esa ocasión, Jack y su esposa Jackie Harbaugh sólo estuvieron con sus hijos antes de iniciar el partido.

“Sabemos que va a ser emotivo. Sólo que no estamos seguros de qué emociones vamos a experimentar”, declaró previo a ese juego el padre de John y Jim. “Este es un terreno desconocido, al ver a dos de nuestra familia compitiendo a este nivel sobre este escenario. Nunca hemos vivido nada igual. No es una de esas cosas que puedas comparar con algo más”.

John, de 50 años, le lleva un año de diferencia a Jim.

El año anterior, los Harbaugh se quedaron a un paso de enfrentarse en el Super Tazón al ser eliminados de manera dramática en las Finales de Conferencia.

Forjan dinastía

Desde los violentos juegos de futbol americano en la recámara que compartían hasta las carreras por las escaleras del sótano en que se cronometraban los tiempos, John y Jim crecieron con la pasión por competir.

Los hijos de Jack Harbaugh reacomodaron los sillones de la sala para poder saltar sobre la mesa del centro y utilizar los cojines para practicar el tacleo.

John y Jim doblaban los ganchos de ropa para convertirlos en aros de básquetbol con redes de nudos de estambre, compraban cartulinas para simular pizarras y anotar los marcadores, inventaban sus propios juegos y sus voces se convertían en el sonido local para las presentaciones.

“En la delantera por Michigan, con un metro 37 centímetros de estatura, utilizando el número 23... ¡Jim Harbaugh!”, recuerda su papá.

En menos de dos semanas, el escenario y un premio, que quizá nunca soñaron disputar entre sí, serán reales cuando los 49’s de Jim se midan a los Cuervos de John en el Super Tazón XLVII.

La familia Harbaugh no se comprende sin la pasión por los deportes como estilo de vida. Incluso, y quizá derivado de la admiración por el trabajo de su papá y ver las constantes luchas de sus hermanos por ser el mejor, la tercera hija de Jack, Joani, no es ajena a esta pasión al estar casada con Tom Crean, actual entrenador del equipo varonil de básquetbol de la Universidad de Indiana.

Con el gusto heredado por sus hijos por los deportes, no le resultó nada complicado a Jack desarrollar su espíritu combativo como mentores, primero, cuando incluyó a John en su staff de coacheo en la Universidad de Western Michigan en 1984.

Diez años más tarde, cuando John ya enriquecía por sí solo su currículum como coach, Jack le dio a Jim, quien se había retirado de la NFL, su primer trabajo como entrenador asistente en Western Kentucky.

Y de esta manera, una nueva generación de competidores comenzó a gestarse. Jay Harbaugh, hijo mayor de Jim, ya forja su carrera como pasante en el área de control de calidad, irónicamente, bajo la tutela de su tío, John, en el conjunto de los Cuervos de Baltimore.