Quantcast
Hoy Los Angeles}
11:43 p.m., 9/1/2014 | 70°

Es tiempo de actuar juntos.- Obama


El Mandatario afirmó que la travesía no terminará hasta que los homosexuales tengan igualdad y los migrantes sean bienvenidos en EU

Agencia Reforma | 1/21/2013, 10:28 a.m.
Es tiempo de actuar juntos.- Obama
Obama recordó que una década de guerra ha terminado y resaltó que un crecimiento económico en EU ha comenzado. | Agencia

El Presidente estadounidense, Barack Obama, juró públicamente el cargo para un segundo periodo, frente a centenares de miles de personas congregadas en el centro de Washington, a quienes pidió unidad al señalar que un país grande como Estados Unidos debe cuidar a los vulnerables y proteger a la gente.

"Ahora más que nunca debemos hacer estas cosas juntos, como una nación, un pueblo", dijo Obama en su discurso inaugural, en referencia a los obstáculos económicos, el desafío educativo, los problemas de la migración ilegal o el cambio climático.

"Compatriotas, estamos hechos para este momento y lo vamos aprovechar juntos, porque nosotros, el pueblo, comprendemos que nuestra nación no puede triunfar cuando a unos cuantos le va mejor y a otros no".

"Siempre hemos comprendido que cuando los tiempos cambian, así debemos cambiar nosotros. La fidelidad a nuestros principios requiere nueva responsabilidad, que mantener nuestra libertad individual requiere de una acción colectiva", leyó.

Uno de los momentos más importantes fue cuando aseguró que los tiempos requieren el compromiso de que el credo común sea la tolerancia y en ese sentido llamó a dar una mejor bienvenida a los migrantes y afirmó que los homosexuales deben tener los mismos derechos.

"Nuestra travesía no está concluida hasta que nuestros hermanos y hermanas homosexuales sean tratados de la misma manera. Nuestro trabajo no ha concluido hasta que un ciudadano no tenga que esperar horas para ejercer su derecho a votar. Nuestro trabajo no ha concluido hasta que haya manera de recibir a los migrantes que todavía ven a Estados Unidos como la tierra de la oportunidad", aseguró.

El Mandatario resaltó que una década de guerra ya está terminando y que Estados Unidos comienza una etapa de recuperación económica.

"Las posibilidades de Estados Unidos no tiene límites porque tenemos todas las cualidades que una sociedad requiere", dijo el Presidente, en un discurso con el que dejó ver algunas de sus prioridades para su segundo periodo de Gobierno.

Por otro lado, Obama aseguró que la batalla frente al cambio climático será una de las prioridades en su segundo mandato.

"Responderemos a la amenaza del cambio climático, conscientes de que que si no lo hacemos, estaremos traicionando a nuestros niños y a las futuras generaciones", dijo en las escalinatas del Capitolio.

Antes del discurso, Obama juró sobre dos Biblias, una que perteneció al Presidente Abraham Lincoln y la otra al líder de los derechos civiles Martin Luther King.

"Yo, Barack Hussein Obama juro solemnemente que desempeñaré el cargo de Presidente de Estados Unidos y protegeré la Constitución de Estados Unidos, que Dios me ayude", dijo Obama ante el presidente de la Corte Suprema, el juez John Roberts.

Con un abrigo oscuro y corbata azul marino, Obama apareció relajado y sonriente ante una multitud de centenares de miles de personas, inferior sin embargo al récord de 1.8 millones de personas de hace cuatro años, cuando asumió por primera vez.

Minutos antes, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, también juró el cargo al pie del Capitolio, pero ante la juez Sonia Sotomayor, tal como lo hizo ayer.

La limusina del Presidente estadounidense llegó a las 10:54 horas, tiempo local, a la sede del Congreso, adonde Obama ingresó, momentos antes de ser investido y pronunciar su discurso inaugural.

Centenares de entusiastas se reunieron en la explanada en el centro de la capital estadounidense que se extiende desde el Capitolio, y saludaron la entrada de dignatarios a la tribuna, entre ellos los ex Presidentes Bill Clinton (1993-2001) y Jimmy Carter (1977-1981).

Obama, de 51 años, había sido investido oficialmente ayer en una corta ceremonia en la Casa Blanca, siguiendo al pie de la letra la Constitución, pero la tradición establece que cuando ese evento cae en domingo, el Presidente debe volver a jurar al día siguiente ante el pueblo estadounidense.