Quantcast
Hoy Los Angeles}
12:07 a.m., 9/3/2014 | 68°

‘Platanito’ vive el mejor momento de su carrera


aunque esta lo aleja de los que más quiere

Andrea Carrion | 1/18/2013, 6 a.m.
‘Platanito’ vive el mejor momento de su carrera
Sergio Verduzco Rubier, ’Platanito’ | Andrea Carrion

Pese a las sombras amarillas que lleva sobre los ojos, la pintura blanca que tiene alrededor de la boca, la bola roja y escarchada sobre su nariz y la peluca fucsia que adorna su calvicie, Sergio Verduzco Rubier no puede ocultar su emoción por empezar un nuevo programa de televisión en el canal 62 de Los Ángeles.

A partir del 28 de este mes, su personaje del payaso ‘Platanito’, muy exitoso en México, se verá en todo Estados Unidos a través de la señal de Estrella TV.

Se trata de un paso importante en la carrera de este mexicano, que lleva 35 años haciendo reír a la gente. Sin embargo, la factura que estas exigencias están pasando sobre su familia no tiene nada de gracioso.

El trabajo le exige que esté cinco días a la semana lejos de su esposa y sus tres hijos -Camila de 4 años, Diego de 8 y Valeria de 17-. Irónicamente, ha pasado más tiempo en cumpleaños de otras personas que en los de sus hijos.

“Es lo malo que tiene mi carrera. Me hubiera gustado estar en más cumpleaños de mis hijos, verlos crecer, porque de repente llego a mi casa, veo pasar a un niño en la bicicleta y me doy cuenta de que es mi hijo. Me perdí el momento en el que se subió a la bici, su primera caída, todo eso me lo perdí”, comenta decepcionado.

Entretener es algo que Verduzco comenzó a hacer desde que era un niño. De hecho, hizo su primer show pagado a los 4 años de edad, cuando su tío le dio dinero para que realizara un acto de magia. El resto se fue presentando sin darse cuenta, según dice.

Trabajó como payaso y mago en fiestas infantiles, hasta que salió el primer disco del comediante Polo Polo y todo cambió. “Me volví su fan, soñaba en ser como él y empecé a decir groserías en mis presentaciones; fue mi peor fracaso, porque las malas palabras también tienen un momento en la comedia, no se pueden decir porque sí, pues no suenan chistosas, sino agresivas. Me han llegado a bajar a ‘hielazos’ de los escenarios cuando ofendía con mis chistes. Hoy en día la gente me aplaude. Llevo 8 años en el centro de espectáculos más importante de México, el Show Center (antes Mascabrothers)”, señala Verduzco, quien hace unos años entró a la televisión con TV Azteca y desde hace cinco conduce un popular programa en el canal Telehit, propiedad de la cadena Televisa.

Su estilo irreverente le ha funcionado. Alguna vez él mismo dijo: “Nací para hacer reír a la gente. En México nos reímos de nuestras propias tragedias, es parte de nuestra cultura. Entonces plasmo nuestras tragedias con sentido del humor y el público se identifica con mis chistes”.

Aniversario del ‘mal chiste’

Esa técnica le costó muy caro. Esta semana se cumplió un año desde que Verduzco saliera en cientos de medios de prensa de todo mundo bajo el titular “El payaso más odiado de México” luego de que incluyera en sus chistes el incendio que en el 2009 calcinó a 49 niños en una guardería de Sonora.