Quantcast
Hoy Los Angeles}
11:35 a.m., 9/1/2014 | 77°

Nueva ley pretende detener los embargos ilegales


Selene Rivera | 1/18/2013, 11:55 a.m.
Nueva ley pretende detener los embargos ilegales
Rose Gudiel, de descendencia guatemalteca, habla del drama en el interior de su hogar que logró conservar gracias a que recibió ayuda con su problema de hipoteca. | Selene Rivera

En el 2005, Rose Gudiel realizo su sueño americano al comprar una casita en La Puenta. Sin embargo, en el 2009, la joven se retrasó dos semanas en el pago de su renta y la pesadilla de un hipoteca empezó a tomar forma.

Aun cuando Gudiel quiso saldar su cuenta de 2,400 dólares, el banco One West la rechazó y le dijo que tendría que llenar una aplicación para modificar sus préstamos. Un año y medio después de pedir respuestas sobre su aplicación, lo único que obtuvo fue la noticia de la hipoteca.

“Yo no sabía que mientras yo aplicaba para la modificación de mi préstamo, el banco procedía con la hipoteca. Yo trataba de llamarles y me contestaban varias personas sin darme razón de mi caso. Mi única alternativa era abandonar mi hogar”, dijo la mujer de padres guatemaltecos.

“Con la noticia, me sentí deprimida. Me daban ataques de pánico al pensar que me iba a quedar de indigente junto con mis padres y un hermano menor”, dice Gudiel, de 36 años de edad.

Pero esta pesadilla que actualmente sufren cientos de miles de propietarios a punto de perder sus hogares por la hipotecas, se ha terminado este año al entrar en vigor la ley la Ley de los Derechos de los Propietarios de Casas.

La ley protege a los propietarios de viviendas de tácticas injustas que enfrentan en el proceso de préstamos y ejecuciones hipotecarias por parte de los bancos en California.

Según la Procuraduría General, más de 1.2 millones de hogares en el estado fueron embargados entre el 2008 y el 2011 mientras que en condado de Los Ángeles hubo más de 157,300 ejecuciones hipotecarias entre el 2008 y 2011.

Para detener estas cifras, el acta de ley contiene cuatro reformas principales: La Prohibición de “Seguimiento Doble”, o Dual Tracking, la multa para los que cometan el “Robo-firma, el derecho a los dueños de casa de tener un solo punto de contacto para hacer sus trámites y el derecho a demandar si el propietario piensa que el prestamista no está cumpliendo la ley.

En el caso de Gudiel, esta ley llega tarde, pero está contenta. “Hoy en día mucha gente va a poder salvar su hogar. Yo salvé mi casa de una forma no convencional”, señala.

Gudiel acudió a la Alianza de California para el Empoderamiento de la Comunidad (ACCE), una organización a favor de la comunidad donde le aconsejaron no salirse de su hogar aun con la noticia del embargo.

“En ese entonces la ley no entraba en vigor así que para septiembre del 2010 tuve que decir que no saldría de mi hogar sin que el banco me escuchara”, dijo Gudiel.

La joven, su familia, vecinos y miembros de ACCE, acamparon afuera de su hogar al mismo tiempo que presionaron al banco para reabrir el caso. Después de varias protestas, la cobertura de la prensa e inclusive ser arrestada por no dejar su hogar, Gudiel recibió la noticia de que el banco había aprobado su modificación de préstamos.