Quantcast
Hoy Los Angeles
8:13 p.m., 4/19/2014 | 61°

‘Chelito’ Sorto espera su momento

Joven salvadoreño-americano quiere debutar este año jugando con el bicampeón Galaxy

Eduard Cauich | 1/9/2013, 7:52 p.m.
 ‘Chelito’ Sorto espera su momento

Los últimos meses en la vida del joven Óscar Sorto han sido de sorpresas.

La temporada pasada, mientras jugaba en las fuerzas básicas del Galaxy, recibió la llamada del vicepresidente del Galaxy, Chris Klein, y la vida comenzó a cambiar para el joven defensa salvadoreño-americano.

Tras entrenar con las fuerzas básicas, ese día llegó y vio que iba a entrenar con el primer equipo, junto con Landon Donovan, David Beckham y Robbie Keane.

“Pensé que iba a entrenar con la reservas, y cuando vi a todos los jugadores [del primer equipo], estaba un poco nervioso. Ya luego me calmé y comencé a jugar a mi estilo”, dice el joven de 18 años de edad.

Sorto, de padres salvadoreños y nacido en Los Ángeles, fue firmado en diciembre pasado por el Galaxy, una semana después de que el conjunto angelino conquistara el bicampeonato de la MLS. Fue parte del equipo Sub-18 que conquistó el campeonato 2011-12 SoCal. Es el cuarto jugador salido de las fuerzas básicas del Galaxy. Las últimas contrataciones habían sido el delantero José Villarreal y Jack McBean, ambos firmados en 2011.

El defensa lateral se graduó de Manual Arts High School y ha estado con la Academia del Galaxy (fuerzas básicas) por dos años. Antes de ingresar a la Academia, Sorto jugó con los Pateadores, un club de Costa Mesa.

En realidad, el futuro de Sorto con el Galaxy ya estaba trazado desde que su papá Óscar lo llevaba de niño a los entrenamientos del Galaxy en los campos de la Universidad del Sur de California, en donde pudo ver a Mauricio Cienfuegos y Cobi Jones.

“Me acuerdo de ver a Cienfuegos; mi papá me dijo que era una leyenda para El Salvador”, recuerda Sorto en entrevista con HOY.

Sorto ha viajado a El Salvador en tres ocasiones, una de ellas a los 11 años, y recuerda que gozó mucho su estadía.

“No me quería regresar, me gustaba mucho estar allá”, dice sonriendo el muchacho.

A pesar de tener raíces salvadoreñas, Sorto es una joven promesa del futbol estadounidense, y ha respondido a varias convocatorias, la última de la selección Sub-20 de Tab Ramos, que se prepara para disputar la eliminatoria rumbo al mundial de esa categoría del 18 de febrero al 3 de marzo en Puebla, México. Junto a él en esa selección también está su compañero José Villarreal, con el que ha jugado ya por cuatro años y que le da más consejos.

Sorto, apodado ‘El Chelito’, está agradecido con su papá Óscar y su mamá Hilda, ambos nacidos en La Unión, El Salvador, porque siempre lo apoyaron en el deporte y han sido su ejemplo a seguir.

“Todos los amigos de mi papá ya vieron en la televisión que estoy entrenando con el Galaxy y están felices por mí. Pero necesito trabajar más duro”, dice Sorto.

“Mis papás me dicen que le eche ganas, que no me suba a las nubes, que la humildad me va a llevar lejos”, añade.

“Siempre miré cómo mis padres trabajaron para sostener a mis hermanas y eso me ayudó”, agrega Sorto, quien tiene una hermana mayor y otra menor.