Quantcast
Hoy Los Angeles}
9:26 a.m., 7/28/2014 | 72°

Los Reyes Magos, una historia de fe


La tradición que se mantiene viva entre las generaciones

Agencia | 1/3/2013, 6 a.m.
Los Reyes Magos, una historia de fe
Regalar juguetes es lo que hace a los Reyes Magos los favoritos. | Archivo

El relato de los Tres Reyes Magos se corona con la dulce rosca del 6 de enero, una tradición que prevalece de generación en generación.

A la rosca de reyes le antecede una bella historia de fe y sacrificio de tres hombres que siguieron una estrella luminosa hasta Belén para adorar al Niño Dios.

Esta historia se fue apoderando de los corazones de muchas personas y continuó como un mensaje de paz para los fieles de la religión católica y hoy, en general, para todas las personas mexicanas.

Los festejos relacionados con este día no son tan grandes como en el sur, comenta el historiador Juan José Esparza Hernández.

“En el sur esta tradición no ha cambiado, es más importante que los festejos del 24 de diciembre”, explica. “Este día convierte a la ciudad en un enorme mercado de juguetes, las plazas se transforman en jugueterías y por la Alameda Central se ponen Reyes Magos -y ahora también Santa Claus- mientras los niños se toman fotos con ellos”.

Esparza Hernández recuerda que los orígenes de esta tradición se remontan a los primeros siglos del cristianismo.

“Empieza a tomar forma en la Europa del cristianismo primitivo y se extiende hasta el norte, adquiriendo prácticamente carta de naturalidad en el norte de Francia y el sur de Alemania; incluso el emperador Carlo Magno mandó construir una capilla palatina en donde se supone están las tumbas de los magos rescatados de oriente”, comenta.

Esparza Hernández indica que en algunas regiones de Europa la celebración del Día de Reyes toma distintas características: en el sur de Italia y en España, por ejemplo, se crea una tradición muy temprana que es la de la Epifanía del Señor, en la cual se acostumbraba regalarle cosas a los niños de manera similar a como lo hicieron los Reyes de oriente al hijo de Dios.

“La tradición llegó a México y se expandió por el resto de Latinoamérica con los primeros evangelizadores, fue una tradición directa de San Francisco, quien representaba los nacimientos de manera muy destacada”, continúa. “En los nacimientos que se representan en México después se acostumbró darle un recorrido a las figuras de los Reyes Magos, que van avanzando hasta llegar al portal el 6 de enero”.

En vista de que el 6 de enero dejó de ser un día de guardar, la Iglesia Católica cambió la fiesta de la Epifanía del Señor a un domingo antes de esa fecha, explica José de Jesús García Franco, sacerdote franciscano.

“El calendario de la Iglesia lo anticipa porque antes el 6 era un día de guardar, pero como mucha gente tenía que trabajar en esa fecha, se cambió al domingo anterior, en el cual se celebra la fiesta de los Santos Reyes, aunque como la Epifanía del Señor”.

Indica que “epifanía” es una palabra griega que significa manifestación; Jesús se manifiesta en el Nacimiento, en la Sagrada Familia y en la persona de los Magos, quienes ya tenían algún conocimiento del nacimiento del rey de los judíos.