Quantcast
Hoy Los Angeles}
5:04 p.m., 4/24/2014 | 69°

Luis Enrique celebra en LA sus 25 años de carrera

Son sus bodas de plata salseras

SERGIO BURSTEIN | 2/27/2013, 6:56 a.m.
Luis Enrique celebra en LA sus 25 años de carrera
Dice estar en su mejor momento, y listo para el Conga. | Cortesía

Se considera una especie de gitano, porque si bien nació en Nicaragua, se mudó luego a Puerto Rico, después a Los Ángeles y, posteriormente, a La Florida. Pero, en estos momentos, lo importante es que Luis Enrique Mejía López asegura encontrarse en la mejor etapa de su carrera, lo que no es un mérito precisamente menor, ya que se sabe que su momento de auge se dio a finales de los ya lejanos ’80.

“Llevo haciendo esto desde el 1987, al menos en lo que corresponde a mi carrera como solista, porque empecé mucho antes como músico e instrumentista”, declara. “He tenido altas y bajas, claro, pero es maravilloso poder celebrar mi permanencia en este negocio con el mismo deseo de hacer cosas y, sobre todo, de replantearlas”.

Por ese lado, es necesario destacar que su álbum más reciente, “Soy y seré” (2011), forma parte del replanteamiento al que alude, ya que incluye fusiones con ritmos y estilos que no se le habían escuchado antes, como es el caso del rock con funk que se insinúa en la pieza “Descontrol”.

“Mi camino ha sido siempre de búsqueda, no de asentamiento”, asegura el llamado “Príncipe de la Salsa” durante una entrevista con HOY. “Podría haber dejado simplemente de grabar y haberme dedicado a vivir de los 10 primeros años de mi carrera, pero preferí la ruta evolutiva y hacer cosas que me permitieran ofrecerle algo novedoso a mi público”.

Lo interesante, además, es que “Soy y seré” es un lanzamiento independiente (salió bajo el sello de su productor Sergio George) que fue promocionado prácticamente a solas por Luis Enrique y que, a pesar de ello, recibió una importante distinción al ganar un Grammy Latino en el 2012.

“Fue algo que recibí con mucha alegría, porque fui a esa ceremonia sin muchas ilusiones, debido a que la competencia era muy dura”, recuerda. “Creo que cuando se trabaja independientemente, es posible lograr grandes cosas, porque nadie cuida mejor de lo tuyo que tú mismo, aunque la carga de un trabajo así es super fuerte”.

No tuvo la misma suerte en la reciente ceremonia de los Premios lo Nuestro, donde estaba nominado en la categoría Tropical Salsa-Artista del Año, cuyo triunfador terminó siendo Víctor Manuelle. Pero asegura que eso no le molesta, sino todo lo contrario.

“Cada triunfo individual es un triunfo para la salsa, porque esta no es una música que cuente actualmente con una vasta exposición radial”, explica. “Si se mantiene viva es gracias al trabajo que hacen los DJs [de los clubes] y el público bailador. Además, yo nací musicalmente con estos premios, y le man-dé felicitaciones a Víc-tor Manuelle -cuyo discurso de agradecimiento fue bastante emotivo- a través de Twitter”.

Sin embargo, el nicaragüense marca distancias musicales con el cantante recién citado. “Mientras que él y Gilbertito [Santa Cruz] vienen esencialmente de la tradición sonera, yo tengo en mí una mezcla de la música folklórica de mi país, de la del Caribe y hasta un poco de la brasilera, porque soy músico antes que ser cantante”, precisa. “Ya desde el 89 o el 90 estaba experimentando, como lo demuestra el corte ‘Date un chance’, que estuvo en el álbum ‘Mi Mundo’”.