Quantcast
Hoy Los Angeles
7:28 a.m., 4/19/2014 | 59°

José de Jesús Corona: 10 años bajo el arco

Agencia Reforma | 2/27/2013, 6:38 p.m.
José de Jesús Corona: 10 años bajo el arco

José de Jesús Corona superó dos malas decisiones para estar en el momento que vive hoy en día en Cruz Azul, a 10 años de su debut con Atlas en Primera División.

En marzo de 2010, ‘Chuy’ fue descartado para asistir al Mundial de Sudáfrica por liarse a golpes en un antro en Guadalajara; en mayo de 2011, un cabezazo al preparador físico del Morelia, Sergio Martín, en la vuelta de Semifinales del Clausura 2011, lo dejó fuera de la Copa Oro.

“No es sencillo levantarse una vez, después de haber cometido ese error [pelearse en Guadalajara], pasar por algo semejante [pleito con un integrante del cuerpo técnico del Monarcas] y volverse a levantar. Creo eso habla de una persona perseverante que no se da por vencida y que sabe de sus condiciones, y a lo que la han mandado a este mundo”, aseguró Corona.

“Me sirvió bastante para seguir adelante y ahí está el resultado, la primera oportunidad que se me dio, le respondí, que fueron los (Juegos) Panamericanos (de 2011), la segunda fue las Olimpiadas que también se respondió. Ahí está el ejemplo de que cómo seres humanos nos podemos equivocar, pero siempre tenemos que seguir adelante”.

Fueron dos piedras en una carrera que inició el 15 de febrero de 2003, cuando su esfuerzo y la visión del entrenador de porteros atlista, Raúl Morales, lo llevaron a debutar bajo los tres postes en un triunfo 3-0 sobre el Veracruz, en la Jornada 6.

“Me dejaron marcado y yo creo que para bien, porque uno mientras se dedique a hacer su trabajo, todo va a estar bien; fueron momentos duros, pero al final, gracias a ellos somos lo que somos ahora, un arquero más maduro”, señaló.

“Estamos expuestos a equivocarnos, somos seres humanos, pero me sirvió bastante para ahora estar donde estoy, aprender de lo que he estado viviendo, y esas dos experiencias sirvieron. Siempre me van a dejar marcado, pero lo voy a tomar como un recuerdo, pues trataré de que no se repita”.

Una lesión de Armando Navarrete le abrió la puerta al canterano atlista para estrenarse en el máximo circuito, y hoy es dueño de la portería de la selección mexicana y del Cruz Azul.

“El partido del debut fue algo soñado, la verdad, me fue muy bien, el equipo jugó muy bien, me sentí con mucha confianza, tuve algunas intervenciones, el público lo reconoció, fue algo muy emotivo, un debut que justo soñé”, dijo.