Quantcast
Hoy Los Angeles}
9:50 p.m., 8/19/2014 | 69°

Dura tarea para los chicos Buss en Lakers


Para Jim y Jeanie, hijos del fallecido dueño de Lakers, será difícil igualar el legado del padre

David Wharton/Los Angeles Times | 2/27/2013, 5:43 p.m.
Dura tarea para los chicos Buss en Lakers

A pesar de todos los tributos y condolencias por la muerte de Jerry Buss, ahora comienza una nueva novela en los Lakers.

Los aficionados oro-púrpura ahora se preguntan si los hijos Jim y Jeanie Buss –sin su padre que los esté supervisando- podrán mantener el legado triunfador del equipo.

Jeanie ya se ha ganado el respeto de la gente por su inteligencia y su candor, pero solamente se ha enfocado en el lado del negocio de la franquicia anteriormente. Pero –como el mismo Magic Johnson ha pedido- ¿podrá tener más influencia en lo que se refiere a los movimientos deportivos?

¿Y ahora qué pasará con Jim? El hijo ha estado siempre a la luz pública y muchos lo señalan como el principal responsable de las decisiones controversiales del equipo, como la contratación de Mike D’Antoni en lugar de Phil Jackson. Y muchos se preguntan: ¿Qué tipo de líder será ahora?

Esta no es la primera ocasión que los hijos se encargan del negocio de la familia, tampoco es la primera ocasión que esto ocurre en el mundo de los deportes profesionales.

Sin embargo, el reto que encaran Jim y Jeanie es familiar y da un poco de miedo.

“El heredar este tipo de trabajo, definitivamente que te pone bajo la lupa”, dijo Paul Swangard, quien estudia administración de deportes en la Universidad de Oregon. “La pregunta que viene a la mente es ‘¿tendrá la capacidad esta nueva generación para hacer un buen trabajo?’”

Lo mismo ocurrió con los Yankees de Nueva York, los Steelers de Pittsburgh y los Bears de Chicago. También le sucedió a los Dodgers.

No hay garantía del éxito para los hijos de Jerry Buss, pero habrá algunos momentos muy importantes para ellos, en los que tienen que demostrar que pueden con el paquete.

En el caso de los Dodgers, el joven Peter O’Malley trabajó poco a poco hasta llegar al mando del equipo.

Eso significa que O’Malley estuvo a cargo de Dodgertown en Vero Beach y operó un equipo de ligas menores en Spokane. También estuvo a cargo de varios proyectos en Dodger Stadium antes de tomar el cargo de su papá Walter.

Este tipo de historias pueden ayudar a combatir la percepción de que los niños ricos no tienen que trabajar para llegar hasta el trono.

“Es natural que eso suceda”, dijo George Belch, un profesor de mercadotecnia deportiva en San Diego State. “Eso será un tema de discusión cuando al equipo no le vaya bien”.

Pero tampoco se puede decir que Jim y Jeanie no han trabajado para llegar hasta acá, pues ambos han trabajado con el equipo por más de una década.

Jim sirvió como asistente de gerente general y ahora está en su octavo año como vicepresidente ejecutivo del departamento de personal de jugadores.

Por su parte, Jeanie estuvo a cargo del ya difunto equipo de Los Angeles Strings of World Team Tennis y fue la presidenta del Great Western Forum antes de convertirse en vicepresidenta ejecutiva de operaciones de negocios de los Lakers.