Quantcast
Hoy Los Angeles}
12:06 a.m., 4/24/2014 | 61°

Zarpazo de efectos le dio el Oscar

"Life of Pi" logra con la belleza de la naturaleza colocarse en la cima

Agencia Reforma | 2/25/2013, 11:08 a.m.
Zarpazo de efectos le dio el Oscar
El director estadounidense nacido en Taiwán Ang Lee (i) y el actor indio Suraj Sharma. | EFE

La ganadora al Óscar por efectos visuales, Una Aventura Extraordinaria, triunfó por retratar fielmente el mar, una tormenta y, por supuesto, un tigre.

"Una Aventura Extraordinaria" (Life of Pi) fueron por no hacer nada fuera de lo común. No inventaron extraterrestres, recrearon orcos y enanos luchando, ni mucho menos pusieron a superhéroes destruyendo Nueva York. Le dieron el galardón por hacer algo tan cotidiano como reproducir el mar, una tormenta y, por supuesto, un tigre. Sí, ese tigre nunca existió.

Excepto por el bote y el actor protagonista, los animales, las secuencias de acción y paisajes espectaculares estuvieron basados en efectos visuales y animación por computadora.

Scot Byrd, responsable de comunicación en Rhythm & Hues, uno de los estudios detrás de los efectos, explicó que el primer reto fue recrear el mar para hacerlo creíble, pues tres quintas partes del filme se desarrollan ahí.

Construyeron un estudio de pantalla azul de 75 por 30 metros con un estanque de tres metros de profundidad. Ahí generaron oleajes de distinta intensidad con 12 turbinas que aspiraban y bombeaban el agua a diferentes velocidades. R&H dio las distintas texturas, colores y efectos al mar empleando software Houdini, Mantra, Voodoo y otras herramientas desarrolladas por ellos mismos.

Para Julien Aullas, supervisora de efectos visuales en Buf, estudio responsable de las escenas de la ballena y los peces, el reto consistió en coordinar los movimientos de decenas de animales animados que hacían una coreografía para, finalmente, constituir la ballena, acompañada de efectos fluorescentes en un entorno submarino. Lo lograron en alrededor de cuatro meses con la participación de 15 artistas.

"Para lograr ese efecto tuvimos que generar millones de partículas por computadora", dijo.

Algunos espectadores aún creen que el tigre Richard Parker era real, pero fueron utilizados tigres de carne y hueso en sólo cuatro escenas. El resto fue una animación. Para reproducir con alta precisión los movimientos del animal, fue observado durante casi 2 años el comportamiento de felinos reales, sobre todo el movimiento de zonas específicas como cola, garras y rostro.

"Fue muy impresionante la cantidad de animales que recrearon y la calidad con que lo hicieron. Jamás en la historia se había hecho algo con el nivel de perfección del tigre Richard Parker. Lo vemos mojado, gordo, flaco, agresivo, nadando y sufriendo. Consiguen que se convierta en un personaje que el espectador realmente vive", señaló Charlie Iturriaga, fundador de Ollin Studios y mexicano miembro de la Academia que emite su voto en esta categoría.

Efectos con garra

Para recrear fielmente al tigre, al mar y al buque del desastre, se observó por largos periodos de tiempo su apariencia y comportamiento.

El desarrollo de Richard Parker tomó alrededor de un año. Los artistas crearon capa por capa la apariencia del tigre. Primero, generaron el esqueleto para controlar los movimiento básicos; luego, añadieron músculo, piel y pelo. Adicionalmente, asignaron a un equipo especializado el estudio de la iluminación del tigre en las diferentes escenas.

Para reproducir el mar, Bill Westenhofer, supervisor de Efectos Visuales de Rhythm & Hues (R&H), se trasladó a Taiwán para estudiar el comportamiento de las olas.