Quantcast
Hoy Los Angeles}
9:56 p.m., 9/15/2014 | 80°

Le ganan batalla al ‘bullying’


Adela Pérez y su hija Darlene hablan con HOY sobre cómo enfrentaron este terrible problema

Soudi Jiménez | 2/22/2013, 6 a.m.
Le ganan batalla al ‘bullying’
Darlene Pérez practica ejercicios de defensa personal en el estudio de Taekwondo donde tomas clases. | Soudi Jiménez

El temor y la zozobra invadieron a Darlene Pérez, quien tenía como única prioridad estudiar; sin embargo, el ir a la escuela se había convertido en sufrimiento, al ser víctima de intimidación por tres jovencitas mayores que ella.

Pérez, de 12 años, era una hija obediente y responsable, pero de un día para otro cambió ese comportamiento y se volvió indiferente, algo que preocupó a su madre. Esto lo comenzó a observar a principios de 2012.

“Se estaba haciendo muy rebelde, era como una desconocida y no me tomaba importancia; ya no me entregaba los papeles de la escuela, ya no era cariñosa como antes, yo me sentía muy mal”, confiesa la madre, Adela Pérez.

La joven, por su parte, vivía su propia lucha y en la casa ocultaba con otras reacciones lo que en verdad estaba pasando. Su único apoyo era una compañera de escuela con la que acostumbraba ir a clases.

“Me daba miedo, me decían que me iban a golpear y las intentaba ignorar, pero no podía. Me quitó el sueño, no me sentía a gusto, sentía que me perseguían”, explica la jovencita.

La madre no perdió de vista la actitud de su hija; siguió pendiente, y cada vez que podía hablaba con ella para saber la raíz del problema, pero la adolescente evadía contestar con honestidad lo que sentía.

“Ellas [las acosadoras] no estudiaban allí, pero se metían a la escuela y cuando cambiaba de un salón de clases a otro me estaban esperando, me amenazaban, porque pensaban que me creía mucho”, dice Pérez.

En realidad, Pérez era víctima de ‘bullying’ o acoso, que se define como cualquier tipo de maltrato físico, sicológico o verbal producido entre escolares de forma reiterada. Este es un tipo de acoso emocional y se da mayoritariamente en el aula y los pasillos de las escuelas.

De acuerdo al portal Bullyingstatistics.org, en el 2010 en Estados Unidos hubo 2.7 millones de estudiantes víctimas de este problema; entretanto, 2.1 millones ocuparon el rol de victimarios.

“El miedo es que le van a pegar o ridiculizar; ha habido muchos suicidios por esta causa”, sostiene el sicólogo David Cohen, cuyo consultorio se encuentra en North Hollywood.

El terapeuta manifiesta que algunas víctimas del ‘bullying’ se deprimen, otras muestran ansiedad; por lo tanto, indica que los padres de familia deben tener mucho cuidado con sus hijos para identificarlo a tiempo.

“Es bueno cenar juntos diariamente, preguntarles cómo les fue en la escuela, porque si hay problemas, allí saldrán a flote”, sostiene Cohen. “Hay quienes se despiertan en la noche y buscan reportarse enfermos para no ir a clases”.

De acuerdo al especialista, este fenómeno se ha manifestado ahora a través de las redes sociales, en lo que denominan ‘Cyberbullying’.

“También se da por medio del Facebook, en donde los desprestigian por una fotografía; hay que hablar con quien lo está haciendo y, si no se detiene, hay que llamar a la policía para denunciarlo”, indica Cohen.

En el caso de Pérez, habían pasado cuatro meses cuando finalmente buscó ayuda y habló con una maestra; ella le sugirió que conversara con su madre sobre el caso y que buscara atención sicológica.