Quantcast
Hoy Los Angeles}
1:28 a.m., 4/24/2014 | 61°

Lila Downs: el encanto de la primera vez (con un Grammy americano)

Aunque ya era una figura internacional, la mexicana ha visto su carrera revalidada con este galardón

Sergio Burstein | 2/14/2013, 6:10 p.m.
Lila Downs: el encanto de la primera vez (con un Grammy americano)
La cantante oaxaqueña celebró su triunfo en esta ciudad. | Sergio Burstein

Es lunes y la semana recién empieza, pero el ambiente en Los Ángeles se encuentra particularmente revuelto. Fuera de la tensión que se vive ante la intensa persecución de la policía en pos de su ex integrante Chris Dorner, convertido en asesino en serie, el este de la ciudad celebra todavía la inesperada victoria de los músicos de Quetzal en el Grammy, un día antes; se llevaron el premio a Mejor Álbum Latino Alternativo.

Vídeo

Lila Downs se confiesa con HOY

La cantante originaria de Oaxaca Lila Downs habla con HOY luego de ser premiada con su primer Grammy americano luego de dos Grammy Latinos.

Pero estos músicos locales no son los únicos hispanos que debutan como ganadores en la misma ceremonia. En esta tarde, ¡BRAVO! se encuentra en un pintoresco edificio de la zona con Lila Downs, una artista mexicana que, en desmedro de todos los éxitos que ha tenido ya en su carrera, tuvo recién ahora la oportunidad de acceder a un gramófono anglosajón, que le fue otorgado en la categoría de Mejor Álbum Regional Mexicano por “Pecados y milagros”, su más reciente producción.

Downs ya tenía en su haber dos Grammy Latinos, el más reciente por el mismo disco, en la categoría de Mejor Álbum Folklórico. Pero lo del anglosajón tiene un sentido distinto, al menos ante los ojos de la gran industria.

“Significa mucho, porque es una categoría en la que está la música tradicional, que es supuestamente la que se escucha en la radio, cuando en realidad no es así”, explica. “En realidad, esta es una música que va cambiando, que expresa diferentes facetas”.

photo

EFE

Es también una conocida activista social.

Anteriormente, Downs fue nominada en el mismo Grammy anglosajón por “Shake Away”, un trabajo que, como ella misma lo señala, tenía una fuerte carga política. Pero cuando se le insinúa que ese detalle pudo haber tenido algo que ver con la derrota de entonces, la cantante asegura que “Pecados y milagros” también lleva una impronta crítica, como la que se muestra en la canción “La reyna del inframundo” [sic].

“La compuse inspirada en las notas periodísticas de las mujeres involucradas con la mafia; es un tema difícil, porque muchas han sido asesinadas, por lo que decidí abordarlo con cinismo, como lo hacemos tradicionalmente en México, al igual que sucede con las calaveras que se hacen en el Día de los Muertos”, detalla.

La nueva escuela

De todos modos, lo de esta cantante no corresponde precisamente a lo que se imagina como “regional”, porque si bien el tema que acaba de mencionar suena mucho a corrido, “Pecados y milagros” es una obra de fusión en la que se entrometen el ska punk (“Pecadora”), la música electrónica (“Solamente un día”) y hasta el reggae (“Zapata vive”).

Por eso lado, muchos se sorprendieron de que se elevara por encima de otra agrupación nominada en el mismo rubro, Los Tucanes de Tijuana. “Es por eso que los mencioné [en el discurso de agradecimiento]; los admiro y los respeto un montón”, enfatiza ella. “Me encanta su música; qué bárbaro. Aunque yo esperaba realmente que ganaran Los Cojolites, porque además de ser mis amigos, son unas personas que hacen unos talleres de música realmente extraordinarios, y que no separan de sus jaranas ni de sus versos”.