Quantcast
Hoy Los Angeles}
10:44 a.m., 9/18/2014 | 71°

Aparece el Diablo en La Bombonera


Agencia Reforma | 2/13/2013, 6:48 p.m.
Aparece el Diablo en La Bombonera

Y se apareció el Diablo en La Bombonera.

Los Diablos Rojos del Toluca se impusieron a las dudas sobre su visita a la casa del Boca Juniors argentino y le recetaron el 2-1 para pegar primero en la Copa Libertadores de América 2013.

Pese a estar abajo en el marcador y fallar un penal, el conjunto escarlata enmendó el camino, recuperó el aliento y le aplicó una herida dolorosa a los xeneizes de Carlos Bianchi, para ponerse en el primer lugar del Grupo 1 con 3 puntos.

Con la revolución que provocaron dos cambios del Toluca al minuto 58 comenzó el festín de los pingos en patio ajeno.

Con un minuto en el campo (59') Carlos Esquivel marcó el empate 1-1 y luego Édgar Benítez le dio la voltereta al 73', en jugadas donde se rompió el fuera de lugar al que apeló Boca casi todo el encuentro.

Antes, el equipo argentino se puso arriba en el marcador. Al minuto 23 el uruguayo Santiago Silva marcó el entonces 1-0 a través de un penal, en una estricta marcación del árbitro peruano Víctor Carrillo en una presunta falta de Diego Novaretti sobre Lautaro Acosta.

Después Toluca estuvo cerca de la igualada en ese primer tiempo, con una llegada de Luis Tejada que alcanzó a puntear en el área, pero el arquero de Boca, Agustín Orión apagó con apuros.

El portero de los rojos también se lució en un desvío a una mano en tiro de Juan Manuel Martínez a los 36 minutos.

Previo a su reacción triunfadora, los Diablos desperdiciaron la ocasión de anotar, cuando Carlos Gerardo Rodríguez falló un penal, tras la falta de Matías Caruzzo al "Pájaro" Benítez, al minuto 52.

Pero el técnico mexicano Enrique Meza mandó al terreno a Lucas Silva y Esquivel y ahí cambió el rostro de su escuadra, al darle un comportamiento más abierto que fulminó a Boca Juniors con los goles de Esquivel y Benítez, éste último con una resolución estética del paraguayo al clarear al guardameta Orión.

Toluca ganó el juego, su primero en esta Libertadores y después de tres derrotas al hilo en la Liga. Los Diablos hicieron la travesura y son líderes en la justa continental, donde Carlos Bianchi y Juan Román Riquelme, quien no jugó, deberán esperar para celebrar un triunfo.