Quantcast
Hoy Los Angeles
7:30 a.m., 4/19/2014 | 59°

Nueva policía comunitaria se suma a movimientos de autodefensa en México

EFE | 2/11/2013, 4:59 p.m.
Nueva policía comunitaria se suma a movimientos de autodefensa en México
Miembros de las auto defensas en el estado de Guerrero, México. | EFE

El municipio de Santos Reyes Nopala, en el sureño estado mexicano de Oaxaca, constituyó hoy una policía comunitaria y se sumó así a otros grupos de autodefensa que han surgido en el país por el aumento de la inseguridad.

El alcalde Fredy Gil Pineda Gopar encabezó la formación del cuerpo comunitario en un acto de desobediencia a las instituciones estatales y federales ante los presuntos abusos del Ejército y la Policía Estatal, así como el incremento de la inseguridad en la región.

El cuerpo, integrado por 500 habitantes del municipio, está armado con rifles y escopetas, y a decir del alcalde sólo buscará brindar seguridad a la población de su jurisdicción.

"Vamos a garantizar paz y tranquilidad. Vamos a garantizar que no habrá robos, que no habrá homicidios", declaró Pineda, del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), a la emisora Radio Fórmula.

Durante la ceremonia constitutiva, el alcalde dijo que la corporación tiene como objetivo proveer seguridad al municipio y colaborar para que los agentes municipales puedan realizar sus funciones sin interferencia de instancias estatales o federales.

El anterior Gobierno, encabezado por Felipe Calderón, envió a miles de militares a varias regiones del país para hacer frente a los cárteles de las drogas, que lograron infiltrar y corromper a buena parte de los cuerpos policiales estatales y municipales, sin que la estrategia haya dado resultados.

El Gobierno de Oaxaca, emanado de una coalición de la que no forma parte el PRI, desconoció la nueva corporación en voz del secretario de Seguridad Pública, Marco Tulio López Escamilla, quien dijo que el alcalde está fomentando la ilegalidad al poner en marcha un cuerpo de seguridad que no reúne los requisitos mínimos para brindar protección a los ciudadanos.

Señaló que el Ayuntamiento de Santos Reyes Nopala, ubicado en la costa de Oaxaca, no ha cumplido los requisitos del Sistema Nacional de Control de Confianza, por lo que dicha "policía comunitaria" carece de sustento legal.

"Desconozco cuál sea la necesidad de su población en materia de seguridad, porque en la zona tenemos una Base de Operaciones Mixta (con participación del Ejército y de las policías estatal y municipales de la región), y no hay condiciones de inseguridad como en el estado de Guerrero", aseveró.

Santos Reyes Nopala se une a los municipios de Ayutla de los Libres, Teconoapa y San Marcos del vecino estado de Guerrero, donde en enero pasado se constituyó la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) como un movimiento irregular de autodefensa.

El viernes pasado la UPOEG entregó a las autoridades 11 de los 54 presuntos delincuentes que ha retenido sin autorización judicial, como parte de un proceso de diálogo que entabló con los Gobiernos federal y estatal.

Guerrero también cuenta desde hace 17 años con la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), que trasciende el ámbito de la autodefensa para convertirse en un sistema de justicia y seguridad con base en los "usos y costumbres" indígenas, dentro del marco de las leyes mexicanas.

El surgimiento de las fuerzas de autodefensa no es exclusivo de Guerrero y Oaxaca, ya que existen comunidades alzadas en armas en Cherán, estado de Michoacán, desde 2011; en el Valle del Mezquital, Hidalgo, desde 2008, y en poblados de Chiapas simpatizantes del rebelde Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) desde 1994