Quantcast
Hoy Los Angeles}
2:37 p.m., 8/22/2014 | 74°

El infarto en las féminas


Agencia Reforma | 2/9/2013, 10 a.m.
El infarto en las féminas
Los beneficios de caminar son muchos para las mujeres. | Los Angeles Times

Las mujeres que se encuentran en la etapa de menopausia tienen seis veces más la posibilidad de sufrir una cardiopatía isquémica, así lo indican datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“Las enfermedades del corazón, incluyendo los infartos, constituyen la primera causa de muerte en México y Estados Unidos desde hace cinco años para mujeres; la prevalecía es similar en ambos sexos, pero las mujeres se mueren más cuando sufren un infarto, ya que sus arterias son más delgadas y porque presentan síntomas más vagos”, indica María del Carmen López, especialista del Instituto Nacional de Cardiología.

Asimismo, las mujeres tienen un 60 por ciento de posibilidad de sufrir una segunda cardiopatía isquémica, mientras que los hombres sólo un 35 por ciento.

Antes de la menopausia, los factores de riesgo son el uso de anticonceptivos, el tabaquismo y la diabetes; cuando una mujer tiene una menopausia artificial, es decir, si por alguna causa le retiraron los ovarios, se presenta el mismo fenómeno.

“Cuando les quitan los ovarios, aumenta la posibilidad de riesgo de tener un infarto entre 2 y 3 veces; la diabetes incrementa de 3 a 5 veces el riesgo de infarto en una mujer, porque favorece la hipertensión y la insuficiencia cardiaca”, señala.

Las manifestaciones en las mujeres, explica, se pueden presentar como dolores más focalizados hacia el pecho, lo cual puede tomarse más como una angustia.

“La mujer acude a un servicio de urgencias con una angustia, un dolor vago y, muchas veces, en un servicio no especializado lo pueden confundir con ansiedad o con otras patologías como gastritis, lo cual demora su atención”, asegura la especialista.

A nivel mundial, las enfermedades cardiovasculares contribuyen con la mayor mortalidad, de acuerdo con reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Al no haber difusión de que a las mujeres sí nos puede dar un infarto, hacemos menos caso, reciben el tratamiento después de lo que se debe, con menos resultados satisfactorios, lo cual hace que se compliquen los infartos y fallezcan más que los hombres”, indica la especialista.

Para detectar un posible infarto, la cardióloga recomienda realizarse estudios, como pruebas de esfuerzo o un ecocardiograma.

“En los hombres los resultados son más claros; las mujeres son sensibles al diagnóstico en un 80 por ciento, ya que las pruebas de esfuerzo pueden mostrar alteraciones que no sean por infartos”, concluye.

Las bondades de caminar

Caminar es la actividad física por excelencia que deja beneficios a la salud sin invertir mucho dinero. Quien incluye este hábito en su rutina, vivirá más y mejor. Continuamente quemará grasa, tonificará sus músculos, tendrá una mejor distribución de su peso, controlará mejor el estrés, se sentirá con más energía y, por si fuera poco, lo hará ver mejor.

Al caminar por cinco minutos, a un ritmo en el que el corazón alcance los 140 latidos por minuto, los beneficios son inmediatos. Para empezar, se fortalecen los músculos de la respiración, eso ayuda a que el aire entre de manera más fácil a los pulmones. Se transporta más oxígeno a los pulmones, después al corazón y de ahí a todas las partes del cuerpo.