Quantcast
Hoy Los Angeles}
8:58 p.m., 8/21/2014 | 69°

Latinos siguen en la sombra


Según Luis Valdez, cine y TV aún no representan la realidad de esta sociedad

Andrea Carrion | 2/8/2013, 6 a.m.
Latinos siguen en la sombra
Una puesta en escena por la compañía teatral Casa 0101, bajo la dirección artística de Josefina López. | Cortesía

Han pasado 27 años desde que Luis Valdez estrenara su obra teatral “I Don’t Have To Show You No Stinking Badges” y, según el dramaturgo, la percepción de los latinos en Hollywood ha cambiado muy poco.

Valdez, nacido en Delano, California, y famoso por haber escrito exitosas obras teatrales como “Zoot Suit” y la película “La Bamba”, asegura que pese a los años y los esfuerzos que se han hecho para reclamar una representación más equitativa del latino en la pantalla y los escenarios, esto aún está muy lejos de lograrse.

A partir de hoy, la obra de Valdez, que traducida al español sería “No tengo por qué mostrarte insignias apestosas”, será nuevamente puesta en escena en Los Ángeles por la compañía teatral Casa 0101, bajo la dirección artística de Josefina López.

En esta obra, Valdez examina estereotipos y prejuicios culturales que existían en 1985 en Los Ángeles. La historia, centrada en Monterrey Park, presenta a Sonny Villa, un adolescente chicano estudiante de leyes en Harvard que, inesperadamente, regresa a casa con una novia japonesa-estadounidense con aspiraciones de actriz. Sus padres, quienes trabajan en películas interpretando pequeños personajes de jardineros, prostitutas y empleadas domésticas, no están muy contentos con este regreso.

Según Valdez, pese a los años el tema no ha perdido vigencia, y relanzar la obra es una buena forma de recordar la relevancia hispana en nuestro contexto.

“El porcentaje de las producciones sobre la vida del latino en Estados Unidos no ha cambiado, sigue siendo bajo y es injusto porque no refleja nuestra presencia, especialmente en Los Ángeles, que ya son el 50%. Eso se debe a la falta de oportunidades que existen para los escritores nuevos que tenemos”, comenta Valdez a ¡BRAVO!

Él mismo reconoce que antes había mucho menos escritores. Movido por un deseo de crecer la representación en las artes, en 1975 Valdez creó el Teatro Campesino, lo que marcó el inicio del movimiento cultural del chicanismo.

“Ha habido una evolución, mas no un apogeo… Vamos avanzando muy lentamente. Nos falta tener los éxitos que, por ejemplo, ‘La Bamba’ prometió hace 25 años. Lo que falta son oportunidades y productores que conozcan las entradas y las salidas del negocio”, señala el escritor de 72 años de edad, agregando que aún se siente discriminación y estereotipos en la pantalla.

photo

Cortesía

Luis Valdez.

Valdez sabe muy bien de eso. Cuando retrocede en el tiempo para hablar de su niñez, recuerda con mucha lucidez sus días en el campo. “Yo dormía en las cajas de las uvas o de lo que estuviera de temporada. Hubo varios desastres: picadas de animales, quemaduras. Cuando tenía un año de edad tuve un accidente; estábamos acampando en una caballeriza y el agua hirviendo que se calentaba en la estufa improvisada me cayó en la espalda. Perdí el conocimiento y mi papá me envolvió en una cobija, me llevó al hospital y no me admitieron porque era 1941”, recuerda, haciendo referencia a la segregación de la época. “Así que me llevaron a los brazos de mi mamá. Con apenas 20 años de edad me curó con pomadita en una caballeriza entre animales”.