Quantcast
Hoy Los Angeles
12:20 a.m., 4/17/2014 | 59°

Conductores sin licencia tienen más probabilidades de causar choques

Estudio del DMV refuerza la presión sobre las tarjetas de manejo para los inmigrantes indocumentados

Los Angeles Times | 2/2/2013, 6 a.m.
Conductores sin licencia tienen más probabilidades de causar choques
Inmigrantes durante una protesta en pos de licencias de conducir para indocumentados en Los Ángeles. | Archivo

Los conductores sin licencia en California -la gran mayoría inmigrantes indocumentados- tienen casi tres veces más probabilidades de causar un accidente fatal que los conductores con licencia, de acuerdo a un estudio realizado por el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV).

El informe sugiere que el mero cumplimiento de los requisitos básicos necesarios para obtener una licencia -aprobar un examen escrito y una prueba de manejo- podría mejorar la seguridad vial y reducir cada año miles de muertes en el estado.

El informe del DMV recientemente publicado añade más leña al debate sobre si los inmigrantes indocumentados deberían tener derecho a licencias.

Los grupos pro-inmigrantes dicen que conceder tales licencias reduciría muertes y costosos reclamos por motoristas sin seguro. Las compañías de seguros pagaron 634 millones en reclamos por accidentes relacionados con conductores sin seguro en 2009, según los datos más recientes del estado.

Esto “realmente va en contra de la seguridad pública debido a que las leyes actuales fuerzan a la gente a conducir sin licencia”, dijo Angela Sanbrano, presidenta de la junta del Centro de Recursos Centroamericanos en Los Ángeles (CARECEN).

Los críticos, sin embargo, sostienen que el dar licencias a inmigrantes indocumentos sólo premia la actividad ilegal.

“Si no quieres inmigrantes indocumentados en el país, ¿por qué quieres animarles a estar en las calles?”, dijo Bob Dane, portavoz de la Federación para la Reforma de las Leyes de Inmigración con sede en Washington.

El informe del DMV analizó 23 años de datos sobre accidentes mortales. Sus conclusiones fueron similares a las del último informe en 1997, que analizó los datos de accidentes de 1987 a 1992. El último informe fue también el primer análisis desde el cambio en la ley estatal de 1994 que requiere la prueba de residencia como requisito para obtener una licencia de conducir, lo que incrementó el número de conductores sin licencia.

Se calcula que hay dos millones de conductores sin licencia y aproximadamente 24 millones de conductores con licencia.

María Galván, una inmigrante indocumentada de 42 años que vive en Los Ángeles, dijo que no tiene más remedio que conducir al trabajo, hacer las compras y llevar a sus hijas a la escuela. “Necesitamos las licencias de conducir para sentirnos cómodos, confiar y cumplir con la ley”, dijo.

Repetidos esfuerzos legislativos para permitir que los inmigrantes indocumentadoss obtengan licencias de conducir se han encontrado con una fuerte resistencia.

El ex asambleísta Gil Cedillo (D-Los Ángeles) intentó sin éxito nueve veces que aprobaran una ley. Pero los vientos políticos podrían cambiar.

El año pasado, el gobernador Jerry Brown firmó una ley que permite a inmigrantes indocumentados que califiquen para el programa federal de Acción Diferida obtener licencias de conducir.

El asambleísta Luis Alejo (D-Watsonville) presentó recientemente un proyecto de ley que ofrecería licencia de conducir a cualquier persona que demuestre que paga impuestos, sin importar su estatus migratorio.

Charlie Beck, jefe de policía de Los Ángeles, y Lee Baca, sheriff del Condado de L.A., dijeron el año pasado estar a favor de tal medida.