Quantcast
Hoy Los Angeles}
2:08 a.m., 4/25/2014 | 60°

Continuan las quejas por abuso en escuela primaria

Representantes de la George de la Torre Jr. en Wilmington aseguran que fueron ignoradas

Selene Rivera | 2/1/2013, 6 a.m.
Continuan las quejas por abuso en escuela primaria
Madres como Lilia Casique (izquierda) y Magdalena González afuera de la escuela de Wilmington. | Los Angeles Times

Una semana despuésde del arresto del ex maestro Robert Pimentel de la escuela primaria George de la Torre Jr. por supuesto abuso de estudiantes, padres de familia se quejan de haber sido ignorados hace tres años al delatar el comportamiento del profesor con sus alumnas.

Pimentel, de 57 años, fue arrestado bajo sospecha de abusar a 20 estudiantes de la escuela entre septiembre del 2011 y marzo del 2012. Él se ha declarado no culpable de los cargos.

“Supimos sobre el abuso porque una madre de familia le fue a reclamar al maestro en persona. La señora contó que su hija de cuarto grado le dijo que el profesor la tocaba en sus partes privadas”, dijo a HOY, María Zacapa, una de las madres con hijos en el plantel.

“Cuando yo le pregunté a mi hijo, que iba en la misma clase que la niña, que si a él lo había tocado, me dijo que a su maestro no le gustaban los niños; que él solamente le ponía atención a las niñas y las ponía a hacer tareas sobre su escritorio aparte de tocarlas”, señaló.

Zacapa agregó que existen más víctimas y que ella conoce a una madre que no quiere hablar por vergüenza. “Mi amiga todavía está buscando ayuda sicológica para su hija porque todo esto le ha afectado mucho”, expresó.

Por su parte, Magdalena Gonzáles, una ex voluntaria de la escuela, dijo que hace tres años ella y otros padres empezaron a ver que el maestro le hacía regalos a las niñas y les daba fotos de él.

“Además, la (ex) directora (Irene) Hinojosa permitía que las niñas estuvieran con el maestro en el salón durante la hora del descanso. Hasta le dijimos a la directora que el maestro andaba tocando a las niñas, pero ella nos ignoró”.

Tanto la ex directora como Pimentel renunciaron a sus puestos en marzo del año pasado, cuando el Departamento de Policía de Los Ángeles empezó a investigar el caso. Pimentel, residente de Newport Beach, trabajó como maestro para el distrito escolar desde 1974.

Según el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, ambos recibirán sus pensiones completas porque se retiraron antes de que el Distrito tomara acciones contra ellos. Según el Distrito, la ex directora del plantel recibió acusaciones de que Pimentel tocaba a sus estudiantes de forma inapropiada, pero no lo reportó a la policía. Las autoridades investigan actualmente si la directora debería enfrentar cargos por no reportar el abuso.

photo

Los Angeles Times

Robert Pimentel en la corte.

Mientras tanto, la ex senadora estatal Martha Escutia, pidió esta semana una investigación a fondo sobre lo que ella cree que es un “patrón de abuso sexual perpetrado desproporcionadamente contra niños latinos por profesores y personal del distrito escolar”.

“Tenemos que saber por qué el LAUSD no es capaz de proteger a los niños y por qué la mayoría de estos abusadores sexuales terminan enseñando en las escuelas marginadas y con alumnos latinos’’, sostuvo Escutia, quien trabaja con la oficina de abogados Manly & Stewart, que representa el caso de más de 30 menores que supuestamente fueron abusados por un maestro en la escuela primaria Miramonte en el sur de Los Ángeles.