Quantcast
Hoy Los Angeles}
11:05 a.m., 8/29/2014 | 73°

Sufre América para ganar en el Azteca


Agencia Reforma | 4/20/2013, 9:54 p.m.
Sufre América para ganar en el Azteca

El América se alivió de la empatitis que lo aquejaba desde hace algunas semanas y ayer ganó su tercer Clásico en este torneo al vencer 1-0 a Pumas.

Miguel Herrera se convirtió en el primer técnico de las Águilas que logra imponerse a Cruz Azul, Chivas y UNAM en una campaña en Torneos Cortos, y con este envión aseguraron su boleto a la Liguilla.

La última vez que el América consiguió esta hazaña fue en el Invierno 97, pero con 2 técnicos, pues con Jorge Solari vencieron a Pumas y Chivas y con Gonzalo Farfán derrotaron a Cruz Azul.

Tras llegar a 29 unidades, el cuadro azulcrema está cerca de garantizar que los Cuartos de Final los cierre en casa, mientras que los universitarios tendrán que esperar una jornada más para meterse a la Fase Final.

En un encuentro vibrante destacó el regreso de Rubens Sambueza, el aplomo de Christian Benítez y la clase de Luis Fuentes, quien salvó a los felinos en 3 ocasiones cuando ya se cantaba el gol.

Pumas y América se turnaron la posesión del balón en el primer tiempo y aunque los universitarios fueron mejores al inicio, las Águilas se reencontraron con la contundencia.

Al 22', Rubens Sambueza centró para que "Chucho" abriera el marcador con un vistoso remate con la cabeza para poner el 1-0, con el que enfrió al cuadro auriazul.

Después de la anotación a Pumas le costó trabajo levantarse anímicamente.

Benítez se convirtió en una pesadilla para la zaga de los universitarios, ganándoles los espacios, leyendo mejor las jugadas y aprovechando la claridad que le imprimió Sambueza a las llegadas.

Y cuando el partido vivía su mejor momento, otra vez "Sambo" fue un hombre clave en el partido, pues cuando los auriazules se enfilaban a la meta americanista en un contragolpe, Martín Bravo perdió la cabeza y fauleó al creativo de las Águilas para recibir de manera inmediata el cartón rojo, con el cual echó a perder el planteamiento.

Para el complemento, América bajó el ritmo, dosificando sus desdobles y el relevo para descansar a Sambueza no se hizo esperar ya que al 65', Juan Carlos Medina tomó su lugar para apuntalar la contención.

Pero el partido terminó por equilibrarse 3 minutos después cuando el árbitro, César Arturo Ramos, mandó a las regaderas a Jesús Molina por doble amarilla, lo cual fue una inyección anímica para Pumas, que recuperó la confianza.

En la recta final fue un constante ir y venir, con desdobles de ambos bandos a velocidad y los visitantes estuvieron muy cerca del empate, dejando ver que les falta un hombre que pueda definir en el último tercio de la cancha.

Pero también de lado americanista, Medina y Miguel Layún no pudieron terminar sus arribos, haciendo que la gente terminara viendo de pie el partido por la emotividad que le pusieron.

El silbatazo final acabó con el sufrimiento americanista y Pumas se fue con la cara en alto, mientras su afición los aplaudía por la entrega.