Quantcast
Hoy Los Angeles}
8:50 a.m., 9/19/2014 | 69°

La psicóloga guatemalteca que se hizo cronista en el juicio por genocidio


El histórico juicio por genocidio y crímenes de guerra en contra de Ríos Montt y Rodríguez, podría concluir en los próximos días

EFE | 4/17/2013, 10:09 a.m.
La psicóloga guatemalteca que se hizo cronista en el juicio por genocidio
El general golpista José Efraín Ríos Montt (c) asiste a una audiencia por genocidio en su contra en un tribunal de Ciudad de Guatemala (Guatemala). | EFE

De entre las decenas de periodistas que dan cobertura al juicio por genocidio que se celebra en un tribunal guatemalteco en contra del general golpista José Efraín Ríos Montt, sobresale una mujer rubia que, sin ser reportera, se ha convertido en una "sui generis" cronista judicial.

Se trata de Diana Cameros, una psicóloga que desde el año pasado le ha dado seguimiento al proceso judicial que la Justicia de este país sigue en contra de Ríos Montt y su antiguo jefe de Inteligencia Militar, José Rodríguez, cuando sus abogados se empeñaban en evitar el inicio del juicio.

Desde que inició el histórico proceso, el pasado 9 de marzo, hasta la fecha, esta psicóloga clínica, instructora de yoga, feminista y activista humanitaria, "sin querer" empezó a grabar los testimonios, tomar fotografías de los protagonistas y recopilar copias de los documentos que circulan en la sala del tribunal.

"Empecé a 'postear' fotos y declaraciones textuales en mi cuenta del Facebook, sin saber que esa información iba ser tan valiosa para mis contactos", cuenta Cameros a Acan-Efe.

La precisión y rapidez con que Diana transmite los detalles que se han generado momento a momento durante el juicio, la han convertido en una cronista judicial imprescindible para sus amistades en las redes sociales, e incluso para varios blogs y portales de información alternativa en internet, que utilizan sus fotografías e informes para hacer sus propios reportes.

"Mi intención inicial de asistir a todas las audiencias del juicio era ser testigo presencial de la memoria histórica del país. Luego sentí la necesidad de compartir la información, los testimonios, los detalles, para que quienes no pueden estar presentes en el juicio conozcan lo que está ocurriendo", relata.

Los reportes de Diana son considerados por sus contactos de Facebook, incluso más acertados que los que entregan los medios locales de comunicación.

"Lo que tú estás haciendo es un relato de lo que está pasando en tiempo real, sin distorsión de los hechos, que generalmente hacen los medios", la alienta uno de sus lectores.

"Gracias por tu dedicación para documentar y compartir estas historias tan dolorosas, tan terribles... Tu trabajo es invaluable y la valentía de todas las víctimas impresionante", le indicó otra.

Diana reconoce que no tiene formación profesional como periodista, pero, explica, ha leído mucho "sobre comunicación y periodismo". "Sé que lo importante es transmitir las voces de los testigos, los protagonistas, sin incluir mi opinión personal", dijo.

Aunque sabe que sus reportes y crónicas sobre el juicio llegan a pocas personas, cree que sus aportes "contribuyen a darle la oportunidad a las víctimas y a los testigos, de ser escuchados", de "romper el silencio en el que han vivido" en los últimos 30 años.

La permanente presencia de Diana en la sala de debates ha llamado la atención de los guardias de seguridad del tribunal, que en un par de ocasiones "con agresividad" le exigieron que dejara de tomar fotografías y vigilaron sus movimientos.

"Me sentí intimidada y pedí ayuda para obtener un carné de prensa. Los amigos de una ONG me proporcionaron uno. (Los guardias) aún me miran feo, pero ya no pueden impedir que siga con esto", dice.

Después de que haya concluido el juicio, cuenta, "quiero estructurar todo esto", ordenar la información, "darle forma", quizá escribir un informe más formal, un libro, un documento que cuente sus vivencias como testigo del primer juicio en la historia de este país en donde se procesa a un ex jefe de Estado; como cronista de un capítulo de la memoria histórica de Guatemala.

El histórico juicio por genocidio y crímenes de guerra en contra de Ríos Montt y Rodríguez, según fuentes del tribunal y de la parte acusadora, podría concluir en los próximos días, debido a que solo falta la exposición final de las partes para que el tribunal dé sus conclusiones y emita su fallo.