Quantcast
Hoy Los Angeles}
9:04 a.m., 8/29/2014 | 70°

Todos por la reforma migratoria


La marcha en Los Ángeles formó parte de las más de 50 que se hicieron en todo el país

Agencias | 4/11/2013, 7:25 a.m.
Todos por la reforma migratoria
Por un refoma justa, marcharon en diversas partes del país y California no se quedó atrás. | EFE

Migrantes, sindicalistas, religiosos y comunitarios de Los Ángeles, California, Estados Unidos, participaron ayer en la marcha en pro de la reforma migratoria propuesta por el presidente de ese país Barack Obama frente a la oficina de la senadora demócrata Dianne Feinstein, ubicada en las esquinas de los bulevares Santa Mónica y Sepúlveda.

La marcha angelina fue una de las más de 50 que se celebraron el miércoles en EE.UU., de las que al menos una docena tuvieron lugar en California, para presionar a los demócratas y republicanos en el Congreso para que aprueben cuanto antes un cambio de legislación que mejore la situación de los inmigrantes sin papeles.

En Los Ángeles, la protesta fue coordinada por organizaciones sindicales y sociales con destacada presencia de latinos y recorrió varias manzanas desde Westwood Park hasta la oficina de la senadora Feinstein.

Los representantes sindicales exigen que Feinstein, que apoya un fortalecimiento de la seguridad fronteriza y un control exhaustivo del programa de visados, defienda en Washington la reforma migratoria.

Al grito de "Reforma, reforma" y "Feinstein escucha estamos en la lucha", los manifestantes bloquearon el cruce junto al acceso a la transitada autopista 405, aunque el corte de carretera duró apenas unos minutos y la protesta continuó sobre las aceras, ante la atenta mirada de la Policía local.

"Esperamos de la senadora Feinstein cumpla con su deber y representante a los votantes de California, no su opinión personal. La gente de California dice sí al camino de la ciudadanía y queremos los derechos para los trabajadores", comentó María Elena Durazo, secretaria de la federación sindical AFL-CIO en Los Ángeles.

"Hasta que cumpla con su deber vamos a hacer marchas y estaremos llamando y mandando cartas", añadió Durazo, micrófono en mano, al tiempo que dijo que Feinstein debería sentirse "avergonzada" por no liderar el movimiento a favor de la reforma.

"Llegará el día en que tenga que posicionarse públicamente a nivel nacional para defender la mejor reforma migratoria posible", indicó Durazo.

La oficina de la senadora emitió hoy un comunicado al que tuvo acceso Efe en el que Feinstein aseguró "apoyar firmemente una reforma migratoria completa".

"He votado por ello en el pasado. Apoyo el Dream Act y apoyo una reforma migratoria para trabajadores agrícolas con un camino ganado hacia la ciudadanía", manifestó Feinstein

En el Capitolio

Decenas de miles de inmigrantes indocumentados, activistas de sus derechos y simpatizantes se congregaron el miércoles frente al Capitolio en Washington DC para exigir al Congreso de Estados Unidos una pronta legislación para normalizar su estatus y brindarles una vía a la ciudadanía.

Delegaciones de unos 35 estados llegaron en autobuses para unirse a los grupos que abogan por una amplia reforma migratoria en lo que los organizadores tildan de la mayor actividad coordinada a favor de la legislación hasta el momento.

Aunque gran parte de la atención del país se ha enfocado en los indocumentados de la comunidad hispana, la reforma migratoria toca a muchos otros grupos étnicos en ese país.

El presidente Barack Obama ha hecho de la reforma una prioridad en su segundo mandato y la medida ha cobrado fuerza en vista del abrumador apoyo que recibió del electorado hispano para su reelección.

De los aproximadamente 11 millones de indocumentados en EE.UU., se cree que casi 10 millones son latinos. Los restantes, cerca de un millón de indocumentados provenientes de otras regiones del mundo, encuentran que sus esfuerzos por regularizar su estatus migratorio no reciben tanta atención de los medios.