Quantcast
Hoy Los Angeles}
7:36 p.m., 4/24/2014 | 65°

¿Se equivocaron los agentes?

Selene Rivera | 10/12/2012, 6 a.m.
¿Se equivocaron los agentes?
Padres, hijos, hermanos y esposa de Cerda se reunen en una vigilia en su nombre | Selene Rivera

¿Cargaba Alfonso Cerda un arma de fuego cuando fue arrollado por un auto del Departamento del Sheriff o los agentes utilizaron su vehículo como un arma para matar al padre de tres hijos que estaba desarmado?

La respuesta para los familiares del fallecido es fácil. “Los agentes cometieron un error y acabaron con la vida de un persona inocente”, dice entre lágrimas Alfonso Cerda, padre del desaparecido, de 45 años de edad.

Según el breve aviso de prensa del Departamento del Sheriff, un vehículo de la agencia chocó contra la bicicleta de Cerda el pasado lunes 8 de octubre a eso de las 1:25 a.m., sobre 3500 West 107 Street, en Inglewood.

“Se reporta que los agentes estaban intentando contactar al ciclista, quien se creía estaba armado con una pistola”, afirma la declaración.

Sin embargo, días después del incidente, no se sabe si algún arma fue recuperada y el Departamento del Sheriff, que patrulla el área vecina de Lenox, ha dicho que no tiene más información sobre el caso.

Por su parte, la policía de Inglewood dijo que haría una declaración sobre el incidente, pero hasta el cierre de esta edición tampoco ha dado más detalles.

Cerda fue pronunciado muerto en un hospital cercano después de llegar con un paro cardiaco.

Ahora sus padres e hijos preguntan al Departamento de Sheriff qué era lo que estaban haciendo en Inglewood, cuál fue la razón por la que identificaron a Cerda como criminal, cómo determinaron que cargaba un arma y por qué no le dieron atención médica inmediata.

“Tenemos muchas preguntas para las autoridades y no vamos a parar hasta que se haga justicia”, dice Alfonso.

“Mi hijo no era pandillero, no tenía récord criminal y era la alegría de la comunidad porque siempre andaba platicando”, sostiene el señor. “Uno no espera que como padre te suceda esto. Las autoridades están aquí para protegernos y no para atacarnos. Lo que pasa es que son unos idiotas porque se equivocaron y ahora no saben cómo esconder la mentira de que mi hijo cargaba una pistola”.

Olga Cerda, madre del difunto, señala que en este caso los que han sufrido más son los tres hijos del fallecido, de 13, 24 y 26 años de edad.

“Qué van a hacer mis nietos sin su padre. Ellos [los agentes del Sheriff] también tienen familia y no les gustaría que alguien los atacara sin razón”, sostiene la mujer. “No entiendo cómo las autoridades cometieron ese error y nada más así le aventaron su auto a mi hijo”.

Según los hijos de Cerda, a su padre le gustaba andar en bicicleta por el vecindario mientras componía electrodomésticos y vendía ropa.

“El Sheriff actuó con una conducta sucia y negligente. Toda persona que se cree que es culpable de algo merece un arresto y un juicio”, dice Christopher Cerda, hijo de la víctima.

“Siempre escuché sobre el abuso de las autoridades en las noticias y ahora soy parte de la noticia, porque mi padre fue parte del abuso”, agrega.

Por su lado, los líderes de derechos civiles Earl Ofari Hutchinson y Eddie Jones dicen que la muerte de Cerda no será en vano, ya que este martes 16 de octubre a las 9:00 a.m. planean proponer una nueva póliza ante la Junta de Supervisores de Los Ángeles, que exija a las autoridades que no usen sus autos como armas para detener a los ciclistas.

“Alfonso ha dejado de tener voz y lo que nos resta es hablar por él y hacer algo para que esto no le suceda a nadie más”, dice Jones.

“Un simple aventón con auto puede tener consecuencias fatales. Este caso demuestra que estas tácticas actuales deben cambiar”, agrega el activista.

serivera@hoyllc.com