Quantcast
Hoy Los Angeles}
12:02 a.m., 7/30/2014 | 70°

Un plan divide a la comunidad


Selene Rivera | 10/11/2012, 3:42 p.m.
Un plan divide a la comunidad
Residentes Leonardo López y Rigo Amavizca se oponen al plan | Selene Rivera

Un plan de desarrollo del complejo habitacional de Wyvernwood, que promete la construcción de miles de apartamentos, tiendas y parques en esta zona de Boyle Heights, se ha convertido en la manzana de la discordia entre los residentes.

Los opositores del proyecto temen ser desplazados de sus viviendas, aumento de las rentas y sobrepoblación. Por ello, se han propuesto informar a los residentes de este plan.

Mientras tanto, los simpatizantes sostienen que ya es tiempo de mejorar los viejos apartamentos que datan de 1939, y también se han dado a la tarea de reclutar partidarios.

Localizado entre el Bulevar Olympic y la calle Camulos, el proyecto habitacional cuenta con 1,187 apartamentos, que albergan a cerca de 6,000 residentes. Sin embargo, Fifteen Group, la empresa inmobiliaria dueña del lugar, propone la creación de 4,400 apartamentos, unos 3,000 pies cuadrados de oficinas, centros de compras, 10 acres de parques y espacio abierto y cerca de 25,000 pies cuadrados de espacio cívico.

Con todo y estas promesas, Leonardo López, presidente del Comité de la Esperanza, se opone al plan de 2 billones de dólares.

“Con la construcción de 4,400 apartamentos, vamos a ser unos 25,000 residentes, vamos a tener sobrepoblación, menos espacios verdes y hasta podría haber más crimen. Fifteen Group no quiere nuestro bienestar  sino hacer más dinero”, dice López.

“Lo malo también es que habrá menos estacionamientos, ya que ahorita hay unos 1,500 vehículos que enfrentan problemas para encontrar espacio y estimamos que aumentará a unos 5,000 por lo menos”, señala el presidente del comité.

Para Rigo Amavizca, otro residente en contra, el problema se incrementa con el tema del desplazamiento y el posible aumento de las rentas.

“Todo apartamento construido antes de 1978 está bajo control de renta en la ciudad de Los Ángeles, pero si van a tirar todo y volver a construir, ya no estaremos bajo esa regla y la empresa aumentará las rentas. No hay garantía ni un papel que indica que no lo harán”, dice Amavizca.

Entre los opositores del plan se encuentra la organización sin fines de lucro East Los Angeles Community Corporation y Los Ángeles Conservancy, quienes señalan que Wyverwood no puede ser demolido porque es un lugar histórico.

Pero para los simpatizantes, los apartamentos son viejos y esta es una oportunidad para mejorar sus condiciones de vida.

“Están llenos de cucarachas y ratas. La madera de las cocinas es muy antigua, los patios no están nivelados y cuando llueve se inundan, mientras que las tuberías están viejas y a cada rato se tapan”, dice Lucy Gonzales, una residente.

“No podemos seguir viviendo en estas condiciones. Todo tiene que cambiar y esta es nuestra oportunidad para mejorar la manera en que vivimos, no sólo para nosotros sino para nuestros grupos”, señala.

Randy James, vocero de Fifteen Group, indica que este plan se ha ganado el apoyo de unos 250 residentes, ya que aparte de mejorar sus condiciones de vida, la construcción tendrá un impacto económico de 3.6 billones en Boyle Heights.

El plan también creará unos 10,000 empleos relacionados a la construcción y unos 2,800 empleos permanentes.

“Entre nuestras garantías está que la renta para los arrendatarios actuales no va a subir”, sostiene James.

Por su parte, El Comité de La Esperanza tendrá una reunión con el concejal José Huizar este 17 de octubre para saber su posición.

Rick Coca, vocero de Huizar, dice que el concejal tiene algunas preocupaciones sobre el plan y por eso todavía no lo apoya. “La densidad está entre sus preocupaciones, así como la preservación del lugar histórico y las áreas verdes que tiene”, dice Coca. “En un foro reciente, vimos un 50% de personas a favor y otro 50% en contra. Pero no sabemos si todas esas personas eran residentes de Wyvernowood o de otros vecindarios”