Quantcast
Hoy Los Angeles}
11:30 a.m., 9/1/2014 | 77°

El regreso de "El Perro" Angulo


Tras estar siete meses detenido, Angulo regresa al ring, aunque hay dudas sobre su estado físico

Eduard Cauich | 10/10/2012, 8:30 p.m.
El regreso de "El Perro" Angulo

Para el ex campeón del mundo Alfredo ‘El Perro’ Angulo, los últimas semanas no han sido fáciles. Tras pasar más de siete meses en el centro de detención de inmigración en El Centro, California, mientras su situación migratoria se resolvía, el pugilista mexicano reconoce que ha sido difícil readaptarse a la vida fuera de las rejas.

“Los primeros días fueron difíciles... las primeras dos semanas fueron complicadas, porque no había nadie que me dijera qué hacer”, comenta un sonriente Angulo a HOY.

El oriundo de Mexicali platicó que son dos razones las que lo han ayudado a salir adelante: su hija y el boxeo.

Angulo tiene una hija llamada Rebeca, de seis años de edad, que vive en Los Ángeles y a la que visita con mucha frequencia, pues está separado de la madre de esta. Durante su estadía en el centro de detención, nunca vio en persona a su hija, para que no tuviera la imagen de su papá en prisión, según relata el pugilista. Angulo comentó al momento de salir de prisión que lo que más goza en la vida es estar junto a Rebeca.

En lo que se refiere al boxeo, regresará al ring el próximo 10 de noviembre ante Raúl ‘El Tigre’ Cazares, en un duelo a 10 rounds en el Staples Center. Será su primera presentación en el cuadrilátero desde que el pugilista de 30 años perdió ante James Kirkland hace un año por nocaut en el sexto asalto y en Cancún.

Angulo (20-2, 17 KOs) no pelea en EE.UU. desde julio de 2010, cuando venció por nocaut a Joachim Alcine en el Agua Caliente Casino de Rancho Mirage, California. Después de eso, tuvo problemas con su antiguo promotor, Gary Shaw, al que eventualmente dejó. Sin embargo, posteriormente al rompimiento con su ex promotor, Angulo tuvo problemas de visa expirada, lo que lo llevó a abandonar el país.

El mexicano peleó una vez más en 2010 ante Joe Gómez en Mexicali, pero el hecho de no poder competir en la Unión Americana le presentó problemas para mantenerse activo.

El ex olímpico mexicano en Atenas 2004 se presentó al Centro de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en enero pasado como parte de un proceso de regresar al país legalmente, con la intención de ver a su hija y boxear nuevamente en EE.UU. Debido a que tenía antecedentes, su estadía en el centro de detención se prolongó por más de siete meses. Además, ‘El Perro’ cuenta que tuvo diferencias con el director de la prisión, quien en un momento le dijo “que se iba a encargar de que estuviera por un buen tiempo detenido”, de acuerdo al boxeador azteca.

Finalmente, un juez de ICE dejó en libertad a Angulo en agosto pasado y le permitió estar en EE.UU. de forma legal.

Bajo la batuta de Golden Boy Promotions, con quien ya tiene dos peleas disputadas, Angulo dice estar muy emocionado de emprender su regreso, a pesar de que pensó que iba a tomar más tiempo para hacerlo.