Quantcast
Hoy Los Angeles}
1:19 a.m., 9/23/2014 | 66°

Ponce de León goza de un segundo aire


El nuevo monarca mundial en peso pluma quiere hacer defensa en su natal Chihuahua

Eduard Cauich | 10/4/2012, 11 a.m.
Ponce de León goza de un segundo aire

Tras conquistar el campeonato del mundo el 15 de septiembre pasado, el chihuahuense y residente del Sur de California Daniel Ponce de León está gozando de un segundo aire en su carrera.

El ahora campeón del mundo en peso pluma venció por decisión técnica a Jhonny González después de que ambos chocaron cabezas y la contienda se tuvo que ir a las tarjetas en el octavo asalto, donde el tarahumara salió con el brazo en alto.

Pero las cosas no pintaban bien para Ponce de León en 2008, cuando fue noqueado por Juan Manuel López para perder su título supergallo. El chihuahuense logró acumular siete victorias después del descalabro en el primer round ante el boricua, hasta que fue derrotado por Adrien Broner y Yuriorkis Gamboa, ambos de forma consecutiva. Sin embargo, Ponce de León nunca perdió la fe.

“Nunca me desanimé… al contrario, me motivó más”, señala a HOY. “Me olvidé rápido, esas peleas me ayudaron mucho”.

Ahora, el mexicano quiere tener su primera defensa de la corona en Chihuahua en febrero próximo, y luego tener una contienda de revancha ante González, pues está en el contrato.

“Es mi tierra; quiero festejar ante mi gente”, dice Ponce de León, quien esta semana estuvo en Chihuahua, México D.F. y El Paso, Texas.

Sobre una futura revancha ante su compatriota González, señaló que está preparado, y especialmente porque los golpes de este no llegaron con la fuerza que esperaba.

“Cuando sentí los golpes, no los sentí tan fuertes, y eso me dio confianza”, indica el campeón.

Ponce de León señala que está muy agradecido de tener la corona mundial, pues fue algo que pidió mucho y hasta “ le lloró” a Dios para pelear con el título.

Por lo pronto, Ponce de León también indicó que está preparando la apertura de su propio gimnasio en noviembre en la ciudad de Montebello.