Quantcast
Hoy Los Angeles}
1:35 a.m., 8/2/2014 | 65°

El crimen como alegoría


SERGIO BURSTEIN | 11/29/2012, 4 p.m.
El crimen como alegoría
Pitt interpreta a un mercenario que se deshace de sus blancos sin ensuciarse las manos. | Cortesía

Lo primero que llama la atención de “Killing Them Softly” es su reparto, encabezado por una de las grandes estrellas de Hollywood, Brad Pitt, y que cuenta también con las actuaciones de otros intérpretes talentosos, como James Gandolfini (“The Sopranos”), Ray Liotta (“Goodfellas”) y Richard Jenkins (“The Visitor”).

Además, la cinta maneja una historia de intriga criminal, género bien recibido por la audiencia. Y los amantes del cine no pueden tampoco dejar de lado el hecho de ser una cinta dirigida por el cineasta australiano Andrew Dominik, quien se dio a conocer con dos trabajos muy celebrados por la crítica: “Chopper” (2000), sobre un criminal de alto vuelo, y “The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford” (2007), un western protagonizado por el mismo Pitt.

Pero, como lo ha señalado ya Los Angeles Times, uno de los aspectos más interesantes del filme -que tiene como fondo el proceso electoral del 2008- es que “Killing Them Softly” contiene un fuerte mensaje contra el capitalismo nacional que se exhibe en una de sus líneas de diálogo más emblemáticas: “Estados Unidos no es un país, sino un negocio”.

Para Dominik, tanto los demócratas como los republicanos han dejado de lado al pueblo, como lo expresó elocuentemente durante la conferencia de prensa efectuada en el reciente Festival de Cannes.

“Siempre he sentido que los dramas criminales son esencialmente sobre el capitalismo, desde el momento en que muestran la idea del capitalismo funcionando en su modo más básico”, explica el mismo cineasta en las notas de prensa proporcionadas por el estudio.

“Es un delito que no se hayan dado repercusiones criminales por la crisis económica”, dijo Pitt en la citada conferencia. “Al principio, puede parecer que estás viendo un relato de gánsters, pero al final te das cuenta de que es en realidad un comentario mucho más amplio sobre la situación mundial”.

En la cinta, Johnny Amato (Vincent Curatola) tiene un elaborado plan para robar las ganancias de un juego de cartas de la mafia, y para concretarlo, contacta a Frankie (Scoot McNairy), un joven ladronzuelo recién salido de la cárcel, y a Russell (Ben Mendelsohn), un drogadicto australiano.

El trío logra los resultados buscados, pero es ahí donde entra a tallar Pitt, quien interpreta a Jackie Cogan, un sujeto contratado por la mafia para investigar y castigar el hurto. En el camino -marcado por su modo “suave” para deshacerse de sus contrincantes a través de disparos de larga distancia-, este pistolero encontrará a una serie de personajes que incluirán a un abogado interpretado por Jenkins y a un viejo colega encarnado por Gandolfini.

’KILLING THEM SOFTLY’

Director: Andrew Dominik

Reparto: Brad Pitt,

Richard Jenkins,

James Gandolfini, Ray Liotta, Scoot McNairy

Estreno: Hoy