Quantcast
Hoy Los Angeles}
4:15 p.m., 8/28/2014 | 80°

La vida en rosa


Natalia Lafourcade vuelve a L.A. con varios proyectos exitosos, incluyendo un tributo a Agustín Lara y una participación en el documental ‘Hecho en México’

SERGIO BURSTEIN | 11/23/2012, 4:09 p.m.
La vida en rosa
Su voz suena más dulce que nunca en el nuevo álbum. | Agencia REFORMA

El miércoles 28 de noviembre estará encabezando un concierto de música latina alternativa que se desarrollará en el Fonda Theatre de Hollywood y que la tendrá al lado de los mexicanos de Hello Seahorse!, de los chilenos de Astro, de los angelinos de La Santa Cecilia y de los neoyorquinos de Qué Pasó?!

Pero es probable que sea ella la que llegue con los mejores créditos recientes, ya que además de su creciente popularidad en toda clase de territorios, Natalia Lafourcade acaba de lanzar en México “Mujer divina”, un disco de homenaje al célebre compositor Agustín Lara que ha sido muy bien recibido y que la encuentra haciendo dúos con figuras de la talla de Miguel Bosé, Vicentico, Gilberto Gil, Meme del Real, Kevin Johansen, Jorge Drexler, Adanowsky y Devendra Banhardt, entre otros.

Eso no es todo; hace poco más de una semana, participó en el tributo a Caetano Veloso que se hizo un día antes de los Latin Grammy, y hoy se estrena en salas de Los Ángeles “Hecho en México”, un documental musical y sociológico en el que canta dos temas.

“Últimamente me han pasado muchas cosas hermosas”, reconoce la veracruzana a través de una conexión telefónica con ¡BRAVO! “Lo de la película es muy importante, porque permite que la gente vea a mi país con ojos distintos; después de todas las noticias sobre la violencia que circulan por ahí. Hay muchos que se han olvidado de lo lindo que es México y esto tiene como objetivo ofrecer un panorama general de todo lo bello que tenemos, empezando por la música”.

Uno de los aspectos más fascinantes de la cinta es que mezcla de manera ingeniosa los espacios geográficos y las intervenciones de los innumerables artistas que aparecen en ella para lograr que aparezcan interpretando una misma canción aunque no se hayan visto las caras durante el rodaje. “Yo, por ejemplo, no me reuní nunca con Lila Downs, ? que aparece cantando una de las partes de un tema que inicio yo”, explica la entrevistada.

“El mayor mérito es del director Duncan Bridgeman, que tenía ya las bases musicales hechas y se reunió con cada uno de nosotros para transmitirnos las intenciones de las letras”, prosigue. “Para él, fue un trabajo muy complicado, porque esto fue prácticamente como armar un rompecabezas”.

Por su lado, la misma Natalia tuvo que invertir mucho tiempo y esfuerzo para elaborar “Mujer divina”, un proyecto que en sus proyecciones iniciales iba a tomar unos cuatro meses en hacerse y que terminó resultando mucho más exigente de lo esperado, debido sobre todo a las agendas particulares de los invitados y al hecho que se grabó a caballo entre el DF, Buenos Aires, Madrid y Los Ángeles.

“Pero me siento completamente satisfecha con el resultado y con haber tomado la decisión de seguir mi corazonada para hacer un trabajo que no contenía composiciones mías, como todos los que he hecho en el pasado”, comenta la joven de 28 años. “Lo interesante es que todos los que quería que estuvieran aceptaron la invitación, porque Lara es un autor que, si bien resulta bastante desconocido para las nuevas generaciones, goza todavía de un reconocimiento mundial impresionante”.