Quantcast
Hoy Los Angeles}
4:06 a.m., 8/28/2014 | 71°

‘Veo las cosas con más normalidad’


Robert Pattinson y el impacto que la fama ha tenido en su intimidad

Andrea Carrion | 11/14/2012, 3:23 p.m.
‘Veo las cosas con más normalidad’
Robert Pattinson | Cortesía

Con una mano saluda –fuerte, con personalidad- y con la otra sostiene un cigarro electrónico. Luego de agradecer nuestra presencia, Robert Pattinson explica que hace cuatro meses decidió enterrar ocho años de fumar tabaco y que ahora respira mejor.

Sorprende que en la habitación de hotel en la que nos recibe, sólo seamos dos. Después del mega escándalo mediático por la supuesta infidelidad de su no declarada pareja oficial Kristen Stewart, uno pensaría que el actor anda blindado de gente para protegerlo de preguntas incómodas. Pero no, en una reciente entrevista con HOY, la estrella de la exitosa saga “Twilight” demostró que puede defenderse.

Después de cuatro años, el meloso romance de Edward Cullen (Pattinson) y Bella Swan (Stewart) verá correr los créditos finales tras el estreno de la quinta y última película, es decir, la segunda parte de la cuarta entrega “The Twilight Saga: Breaking Dawn”. Después de haber recaudado más de 2,500 millones de dólares a nivel mundial, la fantástica historia de vampiros creada por la escritora estadounidense Stephenie Meyer deja a millones de enloquecidos fans sedientos de más.

Para Pattinson, esto fue más que suficiente, y tiene dudas sobre la sensación que tendrá al despedirse para siempre de Cullen y compañía. “Va a ser raro. Nunca me he sentido tan confundido sobre cómo me sentiré, pues aún tengo como un mes más de ‘Twilight’ por las promociones, conferencias de prensa, entrevistas, etc., que debo hacer. Luego será el fin y eso es bien raro”, dice y ríe.

En el 2008, cuando su legión de frenéticas seguidoras comenzaba a tomar cuerpo tras el estreno de “Twilight”, en alguna entrevista, Pattinson comentó: “Es muy duro lidiar con lo que está sucediendo conmigo”. Luego siguieron “New Moon” (2009), “Eclipse” (2010) y “Breaking Dawn” 1ra parte (2011), y su fama no hizo otra cosa que consolidarse. Hoy, a sus 26 años, la situación pareciera estar más bajo control.

“Es difícil ver lo que está pasando cuando estás en medio de todo. De pronto estás caminando por la calle y piensas: ‘Debo de tener cuidado con los lugares a los que voy porque tal vez sea difícil salir de ahí’. La primera vez que te das cuenta de que estás pensando en esa forma, sientes que te estás volviendo loco. Recién siento que estoy volviendo a conducir mi propia vida, recién veo las cosas con más normalidad”, comenta.

photo

Cortesía

Pattinson y Stewart en una escena de la última entrega de la saga.

El actor londinense considera una “bendición” su experiencia con “Twilight”, aunque es consciente de que esta cambió radicalmente las reglas del juego, y es que hoy ni hacer las compras de la semana resulta normal.

“Es muy raro. Lo bueno es que cuando encuentras un supermercado sin gente, es lo mejor que te puede pasar en la vida”, comenta entre carcajadas. “Cuando encuentro un pequeño pueblo en el que nadie me conoce, es maravilloso, me siento libre”.

Pattinson, hijo de un importador de autos y de una empleada en una agencia de modelos, comenzó a modelar cuando tenía 12 años de edad y fue muy solicitado mientras duró su ‘look’ andrógino. Luego comenzó a actuar en comerciales y películas para la televisión. La cinta que él considera como su primer gran trabajo es “Vanity Fair” (2004), donde interpreta al hijo de Reese Witherspoon. Un año después conseguiría el papel de Cedric Diggory en “Harry Potter and the Goblet of Fire”. Luego hizo cuatro películas más, incluyendo a “Little Ashes”, donde interpreta a Salvador Dalí, hasta que llegó “Twilight”.