Quantcast
Hoy Los Angeles}
2:27 a.m., 7/31/2014 | 68°

Acapulco se declara en quiebra con deuda de 162,1 millones de dólares


EFE | 11/12/2012, 5:41 p.m.
Acapulco se declara en quiebra con deuda de 162,1 millones de dólares
El paradisíaco puerto de Acapulco se declara en bancarrota. | EFE

La turística ciudad de Acapulco está en quiebra con una deuda que al final del año alcanzará los 2.142,8 millones de pesos (162,1 millones de dólares), cifra que supera su presupuesto anual, alertaron hoy las autoridades locales.

"Necesitamos que la federación le invierta en Acapulco para poder salir adelante, de otra manera no vamos a salir", dijo en una conferencia de prensa el alcalde de ese municipio, Luis Walton, quien aseguró que ni siquiera el Gobierno del estado "tiene la capacidad" económica para rescatar a la ciudad.

El presidente municipal, que asumió su cargo hace poco más de un mes, acusó a la pasada Administración presidida por Manuel Añorve del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de ser la responsable de esta situación.

"Es un desastre económico (...) hoy, que tenemos bastantes problemas le vamos a abonar el problema financiero, que es muy lamentable", dijo el político en referencia a la ola de violencia por la que atraviesa este municipio del estado de Guerrero, en el Pacífico mexicano.

La que hace años fuera el principal centro vacacional de México, visitado por numerosos famosos, y conocida como "Perla del Pacífico" es hoy un municipio azotado por la violencia y el crimen organizado, a los que se suma ahora esta crítica situación económica.

Según explicó el secretario de Planeación del municipio, Carlos Álvarez, después de un trabajo de recopilación de cifras se puede afirmar que Acapulco "está en quiebra", una quiebra causada por "el incremento irresponsable de la deuda" provocado por la Administración anterior que gobernó entre 2009-2012.

"Las finanzas y la vida del Gobierno están colapsados en este momento, y están en riesgo los recursos para los servicios públicos, los sueldos, y aguinaldos, y para el gasto operativo. La magnitud de la grave crisis financiera condena al gobierno a la parálisis, al puerto a su estancamiento y a los acapulqueños a no mejorar su calidad de vida", alertó.