Quantcast
Hoy Los Angeles}
2:23 p.m., 7/22/2014 | 75°

Sitio web permite reportar “ilegales”


Agustín Durán | 5/14/2012, 6 a.m.
Sitio web permite reportar “ilegales”
Se implementará parcialmente una ordenanza en Fremont, Nebraska para disminuir la presencia de indocumentados en esa ciudad. | EFE

Un sitio de internet que permite reportar a personas indocumentadas en el país incrementa el odio racial y el ambiente xenofóbico en la nación, indicaron activistas pro-inmigrantes que se mostraron consternados por la página web.

“Es realmente preocupante el clima anti-inmigrante que estamos viviendo. Este tipo de gente enferma de racismo lo único que están haciendo es motivar a la gente a que tomen la ley en sus manos y lo ponen al público para que denuncie a gente indocumentada”, dijo Raúl Murillo de Hermandad Mexicana en Los Ángeles

El sitio web llamado “Illegal Alien Report” (illegalalienreport.com) permite a particulares reportar “ilegales” y negocios que los contraten. Una información reciente alegaba que un supermercado en San Diego y restaurantes en Georgia y Carolina de Sur contratan a personas indocumentadas y proven la dirección de estos lugares. La página web también incluye una tienda con películas y documentales, calcamonías de “No Illegal Alien” y hasta una máscara de “ilegal” que muestra una cara con gorra y bigote.

“Lo importante es que las autoridades identifiquen quién está manejando estos sitios que lo único que promueven es el odio interacial en los Estados Unidos”, expresó Murillo, quien agregó que la información en el sitio, que no es verificada y se pone de forma anónima, pudiera llegar a las autoridades y llevar a detenciones injustificadas.

El creador del sitio es George O’Brien, quién expresó que diseñó la página hace dos años con el propósito de “crear un lugar donde la gente pudiera expresarse libremente sobre el problema de inmigración”.

Según O’Brién, el sitio fue creado para diseminar información de personas que quieran reportar “ilegales”, los negocios que los contratan o individuos que trafiquen personas.

“Preferiríamos que la gente no vaya a negocios que hagan eso (contraten indocumentados”, dijo O’Brien. “Si la gente no tuvieran un lugar donde ir a buscar un empleo, no vendrían aquí”.

Aparte de Estados Unidos, el sitio también incluye información sobre Australia, Canadá, Gran Bretaña y Japón.

Al preguntarle a O’Brien sobre acciones violentas que pudieran generarse a raíz de información que aparezca en su página, él se deslindó de cualquier responsabilidad.

“La gente no debería hacer eso. Si alguien lo hiciera, es completamente su culpa por comportarse inapropiadamente”, dijo el hombre de 28 años.

También rechazó que el sitio promueva el racismo.

“Esto no es algo racial. Es un tema de gente de otros países que están aquí ilegalmente”, explicó. “En Europa casi no hay Latinos y tienen grandes problemas con los ilegales, en su mayoría del Medio Oriente y África. Esto es un tema internacional”.

Para Jorge Mario Cabrera, vocero de la Coalición para los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), el sitio representa “una burla al sistema de leyes de este país y convierte a ciudadanos comunes y corrientes en vigilantes”.

“Quién nos garantiza que este sistema no será utilizado de forma criminal para hacerle pasar un mal momento a quien no les caiga bien. Deploramos este mal uso de la tecnología porque mal informa y confunde a la población”, expresó Cabrera.

Por su parte, Marta Canossa, abogada de inmigración, dijo que aunque la Constitución de Estados Unidos protege la libre expresión, también se debe “satisfacer las justas exigencias de la moral y fomentar los valores del respeto a la dignidad humana. Nadie debería realizar actos que resulten en la supresión de los derechos y libertades de los demás”.

“Los inmigrantes en este país no deberían ser el objeto de injerencias arbitrarias sobre su estatus legal. La Constitución de Estados Unidos contiene protecciones para tales ataques. Dichas jactancias son peligrosas, fomentan resentimientos y conflictos sociales, y pueden resultar en el acoso racista en contra del inmigrante”, dijo la abogada.