Quantcast
Hoy Los Angeles}
6:53 a.m., 8/1/2014 | 68°

El Rey de la Bachata vuelve a Los Ángeles


Después de actuar en un concierto privado en Los Ángeles, ahora ‘Romeo’ regresa al STAPLES para su debut en solitario

Gisela Orozco/HOY Chicago | 3/16/2012, 9:11 a.m.
El Rey de la Bachata vuelve a Los Ángeles
Anthony "Romeo" Santos | Cortesía

Trae una producción de primera, ha cuidado cada detalle de su primera gira como solista. Anthony “Romeo” Santos, otrora líder del grupo Aventura, está disfrutando al máximo haber sido coronado “rey de la bachata”, no por un capricho o por egocentrismo.

Si Santos es el monarca del género es porque así lo han coronado sus fanáticas, esas que son capaces de esperarlo 24 horas, dormir a la intemperie con tal de conseguir un autógrafo.

photo

Cortesía

Romeo compartirá posiblemente escenario con Usher en LA.

El fenómeno se da en cualquier ciudad donde el anteriormente llamado “chico de las poesías”, se presente. Su encanto, carisma y letras románticas le han endulzado el oído a mujeres de todas las edades y muchas darían lo que fuera con tal de verlo, tenerlo cerca y no se diga retratarse con él, abrazarlo o besarlo.

Y la noche del 21 de marzo le toca el turno a Los Ángeles de recibir en el STAPLES Center a “Romeo” y darle trato de rey. Romeo promete dar un concierto de primera con sencillos de su disco como “You”, “Promise” , “Mi santa” y los grandes éxitos de Aventura, la agrupación a la que perteneció por 17 años.

Del concierto, la gira y su etapa de solista hablamos con Santos.

Las primeras fechas de tu gira han estado bastante bien, con lleno total. Para ser tu primer gira con tu disco debut como solista, has superado todo lo inimaginable. ¿Cómo ha sido esta primera parte del viaje?

Te puedo decir que ha sido increíble, es una bendición de Dios el poder continuar con tanto éxito después de salir de una agrupación tan exitosa como es Aventura y estoy tan emocionado con esta gira, emocionado también con lo que ha pasado con mi disco –“Fórmula Vol. 1”- en 14 semanas en número uno, ha sido algo que no tengo palabras para describirlo, de verdad, es increíblemente hermoso.

¿Cómo fue el primer concierto de la gira? Aunque ya te habías presentado en premiaciones, no es lo mismo que estar de gira en solitario.

Mira, mi sentir en tarima tanto en solitario o como agrupación, honestamente, trato de animar al público a lo máximo, de entretenerlo y hacerlo sentir especial. Pero también me gusta a la vez sentirme muy cómodo en tarima y en ese aspecto no fue distinto para mí porque me venía preparando mentalmente y venía preparando el show con un poco de todo, para que el público sintiera que nada iba a cambiar y que si iba a haber cambios, que fueran para mejorar la calidad. Te puedo decir que no había nervios, pero me sentía muy ansioso, quería saber cuál iba a ser la reacción del público, cómo iban a gritar, con cuál canción iban a aplaudir más. Me cuidé mucho el día anterior y el mismo día del concierto. No hablaba nada, solamente tomaba té y me comunicaba con señas. Me tomé eso muy en serio porque eran casi cuatro horas cantando.

Imagino que después del primer concierto en Nueva York comenzó a funcionar la maquinaria. Pero aunque tengas el mismo set de canciones, cada presentación se vuelve diferente por la reacción del público y hay emociones que te retroalimentan como artista.