Quantcast
Hoy Los Angeles}
12:14 p.m., 7/26/2014 | 72°

Piden a gobierno hondureño frene a la violación de Derechos Humanos


3/14/2012, 12:15 p.m.
Piden a gobierno hondureño frene a la violación de Derechos Humanos
Defensores de los Derechos Humanos en EU declararon que la situación en Honduras ha empeorado tras el golpe de Estado y el Gobierno de Lobo debe de proteger a los hondureños. | EFE

Grupos defensores de los derechos humanos en EE.UU. aumentaron las presiones para que el Gobierno del presidente hondureño, Porfirio Lobo, castigue a los responsables del continuo atropello de los derechos humanos en ese país.

La situación de riesgo que según los activistas afrontan defensores de los derechos humanos y la libertad de expresión, incluyendo líderes campesinos y periodistas, ha vuelto a la palestra tras el asesinato de un locutor de radio el domingo pasado.

Fausto Hernández, quien trabajaba para Radio Alegre en Sabá, en el departamento caribeño de Colón, fue asesinado a machetazos el domingo pasado por desconocidos, según una fuente policial de Honduras.

Hernández, que además conducía un programa de noticias, murió a causa de las heridas que recibió cuando, según las autoridades, fue atacado mientras se dirigía en bicicleta de su casa hacia la emisora de radio.

En declaraciones, un portavoz del Departamento de Estado, William Ostick, dijo hoy que el Gobierno de EE.UU. condena el asesinato de Hernández Arteaga y pide esclarecer el móvil del crimen.

"De manera constante y pública hemos expresado preocupación por la seguridad de los periodistas en Honduras, y hemos pedido investigaciones prontas y creíbles", recordó Ostick.

"El Gobierno de Estados Unidos ha desplegado asesores fiscales y de investigación para ayudar en estos casos", señaló el portavoz.

Entre 2003 y 2012, en Honduras han sido asesinados unos 22 periodistas -la mayoría desde el golpe de Estado del 28 de junio de 2009-, sin que hasta ahora las autoridades hayan esclarecido los casos.

photo

EFE

El Gobierno de EU presiona al Gobierno del presidente Porfirio Lobo para que proteja los Derechos Humanos y proteja a sus comunicadores.

La influyente organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha denunciado la impunidad en estos casos y ha pedido una misión internacional de investigación en Honduras.

Según activistas consultados, la situación en Honduras ha empeorado tras el golpe de Estado y el Gobierno de Lobo debe tomar mayores medidas para proteger los derechos humanos en el país centroamericano.

"Es una situación preocupante. La falta de capacidad del Gobierno de exigir rendición de cuentas a aquellos que violan los derechos humanos refleja la debilidad de las instituciones, empeorada por el golpe", dijo Joy Olson, directora ejecutiva de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA).

Por su parte, Lisa Haugaard, directora ejecutiva del Grupo de Trabajo para América Latina (LAWG), pidió que el Gobierno de Tegucigalpa haga más para proteger a los activistas de derechos humanos y castigue a los responsables de ataques en su contra.

Ante la situación de riesgo de los activistas, el Gobierno hondureño no sólo no hace lo suficiente para protegerlos sino que "en demasiados casos, los agentes de la Policía o militares parecen estar involucrados directamente, o (parecen) colaborar con quienes cometen abusos", dijo.

"Necesitamos ver que la Administración Lobo ejerce un mayor esfuerzo para proteger el imperio de la ley en Honduras, comenzando con una mejora de los derechos humanos básicos por parte de sus fuerzas de seguridad", incluyendo a policías y militares, agregó Haugaard.

El lunes, 94 líderes de la Cámara de Representantes enviaron una carta a la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, para pedir que se suspenda la ayuda militar y policial a Honduras y se presione por la protección de los derechos humanos.

Honduras, que desde 1996 ha recibido casi 93 millones de dólares en ayuda militar y policial de EEUU, figura entre los cinco países más violentos del mundo, según Naciones Unidas.

El Centro Knight para el Periodismo en las Américas, de la Universidad de Texas, ha dicho que América Latina es una de las regiones más afectadas por la violencia contra los periodistas y ataques contra la prensa.

"El crimen organizado, el narcotráfico y la inestabilidad política son responsables del alto nivel de autocensura en Centroamérica mientras periodistas frecuentemente sufren amenazas, detenciones, robos, ataques físicos, secuestros, torturas y asesinatos", indicó en su página web.