Quantcast
Hoy Los Angeles}
1:59 p.m., 9/1/2014 | 78°

Plan de Obama sobre hipotecas ayuda a Latinos


EFE | 2/3/2012, 6:43 a.m.
Plan de Obama sobre hipotecas ayuda a Latinos
Según estudios, casi el 8 % de los latinos ha sufrido problemas hipotecarios a raíz de la crísis económica. | EFE

El plan lanzado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para que unos 3.5 millones de propietarios puedan refinanciar sus hipotecas y evitar así nuevos desahucios abre un camino para que los hispanos, uno de los grupos más perjudicados por la crisis inmobiliaria, salgan adelante.

Hay "una enorme cantidad" de familias hispanas atrapadas en hipotecas basura adquiridas antes de que estallara la crisis de 2008 y este plan "es un camino abierto para que salgan adelante", explicó en una conferencia telefónica Mercedes Márquez, secretaria adjunta de Desarrollo Comunitario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano.

El Gobierno no sabe con exactitud cuántos de los 3.5 millones de propietarios a los que pretende llegar el plan son latinos, pero calcula que son muchos los que tienen hipotecas basura y muchos también los que están al día con sus pagos.

Por tanto, podrán acogerse a la refinanciación de sus hipotecas y aprovechar los actuales tipos de interés, históricamente bajos, según Márquez.

Los hispanos estuvieron 2.5 veces más expuestos a caer, sin saberlo, en una hipoteca basura "porque muchas veces les era difícil entender lo que firmaban", anotó Márquez.

photo

EFE

El plan hipotecario del Presidente Obama ayudará a que 3.5 millones de propietarios puedan refinanciar sus hipotecas.

Después añadió que el nuevo plan del Gobierno busca, por ello, "simplificar" los trámites para las hipotecas, para que en el caso de los latinos "sepan lo que firman y no les engañen".

Además, la iniciativa contempla más protección para evitar desahucios "inapropiados", la venta de propiedades embargadas por agencias gubernamentales para que inversionistas privados las pongan luego en alquiler y mayor indulgencia con los propietarios que están desempleados.

Según varios estudios publicados en los últimos meses, casi el 8 % de los hispanos y de los afroamericanos han sufrido ejecuciones hipotecarias a raíz de la crisis, frente al 4.5 % de los blancos.

Sólo en 2009 alrededor de 400 mil familias latinas perdieron sus casas, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de la Raza (NCLR).

Si una familia hispana resulta desahuciada, dentro del plan puede tener la oportunidad de optar a un alquiler "en el mismo barrio donde perdió su casa" y "donde tiene a sus hijos en el colegio", señaló Márquez.

Se trata de "reducir las ejecuciones hipotecarias para que las familias responsables puedan quedarse en sus casas", indicó, a su turno, el subdirector del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, Brian Deese.

A causa del vertiginoso descenso del precio de la vivienda en los últimos años en EE.UU., más de 10 millones de propietarios (uno de cada cuatro) deben ahora al banco más dinero que el valor de la casa que compraron en su día.

La crisis de las hipotecas basura aún se deja sentir en la economía estadounidense, pese a los miles de millones de dólares de los contribuyentes canalizados desde el Gobierno a través de la nacionalización de los gigantes Fannie Mae y Freddie Mac.

"Los bancos y los prestamistas deben ser responsables para poner fin a las prácticas que ayudaron a causar la crisis", advirtió ayer Obama en un acto en Virginia al presentar el plan, cuyo costo estimado es de entre 5 mil y 10 mil millones de dólares.

El presidente plantea que la financiación provenga de la creación de un impuesto sobre los grandes bancos e instituciones financieras, lo que complica que el plan se apruebe en el Congreso, donde la oposición republicana tiene mayoría en la Cámara de Representantes.