Quantcast
Hoy Los Angeles}
5:26 p.m., 4/23/2014 | 67°

Matanza en Guatemala

Autoridades creen que el narcotráfico es responsable

EFE | 12/24/2012, 11:03 a.m.
Matanza en Guatemala
Empleados del Ministerio Público de Guatemala analizan parte de los 1.441 kilos de cocaína incautados hace dos meses en las instalaciones de la Secretaría de Análisis e Información Antinarcótica (SAIA) en la zona 6 en Guatemala. | EFE

El ministro guatemalteco del Interior, Mauricio López, dijo hoy que las autoridades creen que el narcotráfico puede ser el responsable de la matanza de siete personas, entre ellas una fiscal, perpetrada el domingo en una comunidad del noroeste del país, fronteriza con México.

"Todo apunta a que haya sido el narcotráfico, por las circunstancias de cómo se lleva el evento y por el modus operandi", explicó hoy el funcionario a periodistas.

López comentó que una de las víctimas, la fiscal del departamento oriental de Chiquimula, Yolanda Olivares, había sido amenazada de muerte y que las investigaciones partieron de este hecho para esclarecer la matanza.

La masacre fue perpetrada ayer en la aldea El Palmar, en el municipio de San Pedro Necta, en el departamento noroccidental de Huehuetenango, fronterizo con México.

Las siete víctimas murieron calcinadas dentro de dos vehículos que fueron incendiados por los atacantes en esa región, donde operan miembros del grupo de sicarios y narcotraficantes mexicano Los Zetas.

Aunque aún no se tiene el informe oficial del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), el ministro dijo que se confirma la muerte de Olivares y de la directora de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (Sosep) en el departamento oriental de El Progreso, Jennifer Carolina Hernández.

También la de la hermana de Jennifer, Carla Fabiola, y del empresario Luis Antonio Palacios.

Los cadáveres de las otras tres personas que viajaban en el segundo vehículo incendiado no han sido identificados.

Las primeras investigaciones dan cuenta de que el ataque fue perpetrado con armas de grueso calibre y luego los vehículos fueron incendiados.

Según Bonilla, la información que permitió la identificación de las primeras cuatro víctimas es que una de ellas, la fiscal, llamó a familiares para decirles que eran perseguidos y atacados con armas de fuego.

El ministro insistió en que por el patrón del ataque, se presume que fue una acción directa del narcotráfico.

Al parecer, las víctimas habían asistido a la inauguración de un hotel del empresario Palacios en la jurisdicción de La Mesilla (Huehuetenango), cuando fueron atacados y sus vehículos incendiados, de acuerdo con las autoridades. EFE