Quantcast
Hoy Los Angeles}
1:28 a.m., 4/24/2014 | 61°

Nacimientos: una tradición navideña

Cientos de figuras alusivas a la tradición, adornan hogar latino

Agustín Durán | 12/21/2012, 6 a.m.
 Nacimientos: una tradición navideña
Jaudiel Inda posa junto al enorme nacimiento que adorna el patio delantero de su casa en Silverlake con cientos de figuras. | Agustín Durán

De niño en su natal Tepic, Nayarit, Jaudiel Inda recuerda las carencias que lo obligaban a crear sus propios nacimientos.

“A mí siempre me gustó dibujar. De chico hacía mis figuras de cartón y les ponía el pelo de algodón”, relató.

Lo importante era que el pesebre no faltara en el hogar, una tradición que todavía conserva hoy en día, ya que cada año sin falta, un enorme nacimiento adorna el patio delantero de su casa. Más pesebres, de todo tipo de material, tamaño y origen están desperdigados dentro de la casa ubicada en el área de Silverlake, cerca del centro de Los Ángeles.

“Para mí es más especial el nacimiento que un arbolito de Navidad, que es más adorno. Para nosotros como católicos, tener un nacimiento es una bendición. Es el recuerdo de la infancia, de los juguetes”, dijo Inda.

En total, Inda y su compañero de casa, Alberto Hernández sacan los entre 250 a 300 nacimientos.Un recuerdo que perdura cada temporada navideña, cuando Inda y su compañero de casa, Alberto Hernández sacan los entre 250 a 300 nacimientos que han coleccionado a través de los años, así como los cerca de 600 ángeles que han acumulado y deciden cómo, cuáles y dónde ubicarlos.“Yo rescato nacimientos, aunque estén incompletos”, dijo Inda Algunos son comprados, o regalos de amistades o familiares que conocen su afición. Los hay de México, Centro y Sur América, algunos de Europa. Los hay que caben en una caja de cerillos y que valen menos de un dólar hasta de varios centímetros de alto con costos que sobrepasan los 500 dólares. Al lado de los nacimientos están casas navideñas y otros adornos cuidadosamente escogidos para ensanchar el belén, que es un deleite para propios y extraños que pasan por su casa.

“La gente pasa y toma fotos, incluso a personas de otras religiones les gusta”, expresó Inda, quien agregó que les toma alrededor de dos semanas escoger y colocar todas las piezas, que cada año son acomodadas de diferente manera.

photo

Los Tres Reyes Magos que llevaron regalos al niño Jesús sobresalen en el pesebre.

Señaló que mucha gente que desconoce la tradición también les pregunta sobre esto.

“Sirve también para darle a la gente un poco de historia de cómo nuestro Señor vino al mundo”, dijo Inda.

Son al menos dos días y medio para desempacar las figuras después del Día de Acción de Gracias y otros dos días y medio para empacarlo luego del 6 de enero.

La tradición de los nacimientos se le atribuye a San Francisco de Asís, quien durante su peregrinar por los campos fue sorprendido por la Navidad en la ermita de Greccio, en Italia. Era el año 1223 y fue ahí donde reprodujo el nacimiento de Jesús por primera vez en vivo, construyendo una casita de paja con forma de portal, colocando un pesebre adentro, un buey y un asno que los vecinos del lugar le prestaron, e invitando a un grupo de personas para que representaran a la Virgen, San José, el niño Jesús y los pastores.

La práctica se expandió rápidamente entre los cristianos y del uso de los seres vivos se pasó a las figuras. Se cree que el primer nacimiento de barro apareció en la ciudad de Nápoles, Italia a finales del siglo XV. Los frailes españoles llevaron la costumbre a México donde también tomó auge y continúa hasta hoy en día, cada familia dándole un toque singular a su pesebre cada Navidad.