Quantcast
Hoy Los Angeles}
6:41 a.m., 9/18/2014 | 67°

Sientan a Mark Sánchez


La era del méxico-americano acabó con los Jets

EFE | 12/18/2012, 4:43 p.m.
Sientan a Mark Sánchez

La nueva decepción sufrida la pasada noche cuando los Jets de Nueva York perdieron por 14-10 ante los Titans de Tennessee y quedaron eliminados de la fase final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) ya se cobró la primera víctima en la persona del mariscal de campo mexicoamericano Mark Sánchez, que perdió el puesto de titular.

Los Jets no pudieron conseguir la victoria en el último "Monday Night Football" del año que necesitaban ganar si querían seguir con aspiraciones a estar en la fase final y los problemas se acumulan para Sánchez y el equipo.

Sánchez, que lanzó cuatro interceptaciones -dos para Jason McCourty y dos para Michael Griffin- y únicamente consiguió un pase de anotación, perdió la última oportunidad que tuvo de ser el líder ganador que el equipo necesitaba.

Los Jets (6-8) se perderán la fase final por segundo año consecutivo, lo que incrementará el fuego sobre la silla del entrenador en jefe Rex Ryan, que ya comenzó a tomar decisiones de cara al futuro, sin que tenga garantizada su continuidad al frente del equipo.

La primera decisión de Ryan es que aparentemente, la era Sánchez al frente de los Jets ha llegado a su fin... por ahora.

De acuerdo a un informe del periódico "New York Daily News", los Jets optaron por empezar su siguiente compromiso, en casa ante los Chargers de San Diego, con el mariscal de campo Greg McElroy como titular.

El equipo anunció la noticia a través de su cuenta oficial de Twitter y admitió que la labor de Sánchez en el partido del lunes no fue la más positiva para su causa ni la del equipo.

McElroy entró desde la banca por Sánchez en la decimotercera semana, guiando a los Jets al triunfo por 7-6 sobre los Cardinals de Arizona, en un día en el que el mariscal de campo reserva Tim Tebow, supuestamente el segundo mariscal de campo del equipo, no fue activado por una lesión de costillas.

Tebow vio acción ante los Titans, pero con poco éxito y tampoco se proyecta como la solución del equipo a corto plazo.

Antes del comienzo de la presente campaña, los Jets extendieron el contrato multimillonario de Sánchez hasta el 2016.

El mariscal de campo tiene un salario garantizado de 8,25 millones de dólares para la campaña que viene (lo que lo convierte en casi imposible de traspasar), pero su cifra en contra del tope salarial es de 12'853.125 dólares, reduciendo las posibilidades del equipo de cortarlo.

La contratación de Tebow, y del coordinador ofensivo Tony Sparano, también deben considerarse como fiascos para unos Jets que han sufrido problemas en el ataque a lo largo de toda la campaña.

El equipo tampoco ha decidido qué hacer con ellos, que no han podido hacer que el ataque de los Jets haya sido eficaz y productivo. EFE