Quantcast
Hoy Los Angeles}
12:49 p.m., 8/23/2014 | 75°

Lloran y recuerdan a la ‘diva de la banda’


Fanáticos expresan su dolor por muerte trágica de Jenni Rivera

Agustín Durán | 12/12/2012, 3:46 p.m.
Lloran y recuerdan a la ‘diva de la banda’
Admiradoras de la artista posan junto a su altar lleno de flores, velas y fotografías, frente a la estación radial La Qué Buena, en Burbank. | Agustín Durán

Eric Cabrera llevó sus pósters, fotos y otros recuerdos de sus encuentros con la cantante Jenni Rivera a lo largo de 15 años y los colocó junto a veladoras, flores y otros momentos apilados al lado de la estatua de Adán Chalino Sánchez -otro cantante de ‘banda’ muerto trágicamente-, que se ubica frente a la estación de radio La Qué Buena.

photo

Eric Cabrera posa junto a afiches de la cantante.

“La primera vez que la vi, en 1995, estaba pasando por algo muy difícil personalmente y encontré en ella fuerza. Era una persona a quien no le importaba lo que decía la gente, que decía lo que sentía y me vi en ella”, dijo Cabrera, quien portaba una camisa color rosa estampada con diferentes imágenes de la ‘Diva de la Banda’.

“Ella se proyectaba a sí misma en sus canciones por la vida que llevaba”, agregó Cabrera, quien estuvo toda la noche del domingo y la mañana del lunes apostado en el lugar.

Ruby Montenegro, Guadalupe Alvarado y Elena Treviño también compartían esos recuerdos de la mujer que, según dijeron, cambió sus vidas.

“Siento mucho dolor, mucho coraje porque ya no va estar ella aquí para darle ánimo a las mujeres”, expresó Treviño, de 43 años.

Ella tenía esa chispa. Te podía poner a llorar o reír”, dijo por su parte Ruby Montenegro, de 15 años, quien dijo que la música de Rivera la acompañó toda su vida.

photo

Ruby Montenegro también se sumó a la sentida despedida.

“Oyendo sus canciones podías odiar o querer a un hombre; a cada quien le afecta diferente”, agregó Montenegro, quien faltó a la escuela el lunes para quedarse a compartir con los otros fanáticos apostados frente a la estación de radio.

“Princesas de la banda pudiera haber otras, pero reina sólo ella”, dijo Montenegro, quien junto a otro seguidores escuchaba canciones de Rivera en una computadora portátil y de vez en cuando cantaba estrofas de las mismas.

La música y los videos de Rivera también se escuchaban en el lujoso salón de belleza Blow Me Dry, propiedad de Janney ‘Chiquis’ Marín, hija de Rivera, en el área de Encino, en el Valle de San Fernando. Sus dos empleadas no hablan español, pero entienden el impacto de la carrera de la ‘Gran Señora,’ madre de la dueña de este negocio.

“Realmente es muy triste; lo entiendo, porque mi padre murió hace dos años. Estoy orando por su familia, ella era muy joven”, indicó a HOY Brenda Laugier.

De acuerdo a esta joven, el domingo 8 de diciembre recibieron al menos 75 llamadas perdidas y 50 mensajes de voz de seguidores de Rivera, tratando de confirmar la veracidad de su muerte.

“Ella era muy amigable, una gran madre y una cantante inspiradora. Las autoridades deben investigar cuál fue la razón de lo que pasó”, manifestó Rosie Fokchyan, la otra empleada.

La cantante tenía su residencia a pocas millas de este local. Su vecino, David Justin, vio cuando un grupo, de al menos 20 fanáticos, llegó a colocar flores y veladoras en la entrada de la mansión el domingo por la tarde. Los obsequios seguían llegando el lunes.