Quantcast
Hoy Los Angeles}
3:16 p.m., 7/25/2014 | 76°

Le ponen ritmo a las escuelas


Programa de baile de salón mezcla disciplina y diversión

Agustín Durán | 12/7/2012, 6 a.m.
Le ponen ritmo a las escuelas
Estudiantes de la escuela primaria Eastman del Este de Los Ángeles muestran sus habilidades en la pista de baile. | Agustín Durán

Anthony Torres y Esmeralda Sánchez se contorneaban al ritmo de la música de merengue, mientras Marialy Cruz y Héctor Portillo (todos ellos de la escuela primaria Glasell Park) hacían lo mismo al compás del swing.

Igual que ellos, 130 estudiantes de 11 escuelas primarias del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) expusieron sus mejores pasos de baile en la competencia “Fall 2012 Colors of the Rainbow”, la culminación de un programa de 10 semanas ofrecido por el grupo no lucrativo “Dancing Classrooms Los Angeles”.

Como parte del programa, estudiantes del quinto grado reciben clases de baile de salón como fox-trot, merengue, rumba, swing, tango y vals dos veces por semana. La idea es que los chicos aprendan a respetarse mutuamente, tomen disciplina y, de paso, que se diviertan.

“Se juntan como damas y caballeros y aprenden a trabajar en equipo en un ambiente seguro donde pueden interactuar uno con el otro”, describe Sophia Mei-Ling Chang, Directora Ejecutiva de Dancing Classrooms Los Angeles.

También busca que los menores aprendan a relacionarse con el sexo opuesto, antes de que aparezcan las hormonas de la adolescencia.

“Aquí se tocan de forma respetuosa”, dice Chang.

Claro que primero hay que hacer a un lado la vergüenza inicial.

“Al principio estaba un poco nervioso, ahora ya no,” expresa Enrique Gómez Jr., estudiante de la escuela Eastman en el Este de Los Ángeles, acerca de bailar con su pareja.

“Primero se rechazaban y ahora ya no, se tienen la total confianza,” dice su padre, Enrique Gómez. “Ha aprendido mucha disciplina, confiabilidad”.

“Cuando empezamos no quería que se me acercara [mi pareja]”, dice Karine Orellana, alumna de Glassell Park. “Ahora ya me acostumbré”, agrega la estudiante, cuyo baile favorito es el merengue. “Te hace sentir feliz. Si estás triste, hace que te olvides de eso”.

photo

Merengue, tango, fox trot y swing son algunos de los bailes que practicaron los participantes del concurso.

El programa nació en Nueva York y se imparte desde hace dos años en escuelas angelinas. La misión de Dancing Classrooms es eliminar prejuicios y promover relaciones humanas positivas al construir conciencia social, confianza y autoestima en jóvenes a través de la práctica del baile. Los estudiantes aprenden a respetarse a ellos mismos, a sus compañeros y a otras personas que son diferentes a ellos.

“¿Dónde más vas a encontrar chicos de Compton y Beverly Hills en un mismo lugar?”, dice Chang, indicando que cerca de 1300 estudiantes reciben instrucción de baile en 19 escuelas distintas.

Las escuelas que compitieron recientemente en un auditorio del Centro de Aprendizaje Roybal incluían a El Rodeo de Beverly Hills, Eastman de Este de Los Ángeles, Laurel Street de Compton y Serrania de Woodland Hills, que ganaron la competencia. Los estudiantes de dichos planteles se enfrentarán en mayo de 2013 a las escuelas ganadoras de competencias similares de invierno y primavera del año entrante.

También estaban Rio Vista de North Hollywood, Robert Hill Lane de Monterey Park y Valley View de Hollywood Hills, que se llevaron la plata. El bronce fue para Annandale de Eagle Rock, Crescent Heights de Mid City, Glassell Park de la misma ciudad y Norwood de University Park.

fcastro@hoyllc.com