Quantcast
Hoy Los Angeles}
3:10 p.m., 7/23/2014 | 78°

Una ‘mala’ muy fina


María Adelaida Puerta asume un papel más sofisticado en ‘La Mariposa’

SERGIO BURSTEIN | 12/6/2012, 3:23 p.m.
 Una ‘mala’ muy fina
Alicia Benítez es una experta en el lavado de dinero del narcotráfico; no tiene escrúpulos ni dignidad. | Cortesía

Hasta ahora, muchos la recuerdan por su interpretación de Catalina, la protagonista adolescente de la teleserie “Sin tetas no hay paraíso”, que en medio de la codicia que la llevaba a relacionarse con narcotraficantes, mantenía hasta cierto punto su inocencia.

Pero también hay otros para los que su nombre sigue siendo sinónimo de la Perrys, uno de los personajes más implacables de “El Capo”, otra serie colombiana exitosa, que la situaba en la piel de una sicaria que aparentemente no tenía ningún escrúpulo.

Todos ellos tendrán que replantear en sus cabezas la imagen que tienen de María Adelaida Puerta como intérprete, ya que ahora, la pueden ver encarnando a una mujer completamente distinta a las anteriores, aunque relacionada también al turbio universo de las drogas. Nos referimos a Alicia Benítez, una dama de alcurnia que terminó ensuciándose las manos más de la cuenta, y que es la estrella de “La Mariposa”, estrenada esta semana en MundoFox.

“Poder hacer tantos papeles distintos es un regalo delicioso; hay gente que no se ha dado cuenta de que era la misma actriz haciendo distintos personajes”, reconoce Puerta en entrevista con ¡BRAVO!. “Pero creo de todo modos que estos tres personajes han estado influenciados por las ganas de plata fácil: Catalina era una nina de un pueblo humilde, la Perrys venía de una zona de conflictos y ‘La Mariposa’ se mete en los malos negocios por ambición, porque no carece de fortuna”.

Aunque se ubica en el presente, la serie se inspira en el caso real de Marlene Navarro, una mujer muy inteligente que, durante los ’80, aprovechó los conocimientos ganados tras su paso por la prestigiosa Universidad de La Sorbona para encabezar un proyecto criminal. “El periodista colombiano Gerardo Reyes, que hizo varias investigaciones sobre ella, ayudó a escribir el libreto”, dice Puerta.

El seudónimo de “La Mariposa” que lleva Benítez en la pantalla es el que se le dio a la misma Navarro en la vida real por la habilidad que mostró para escabullirse de las manos de la DEA, que en la serie recibe el nombre menos comprometedor de D4. “Pero aquí se lo ponemos porque los que la persiguen encabezan la ‘Operación Mariposa’ debido a un tatuaje que el personaje lleva”, explica la intérprete de 30 años.

Otro elemento extraído de los sucesos reales es la presencia de un hombre que colaboraba para la misma agencia, que terminó enamorándose de la corrupta empresaria y que en la televisión es interpretado por el actor argentino Michel Brown bajo el nombre de Amaury Martínez.

“También existió, como lo leí en portales de Internet, aunque el romance no fue tan fuerte”, detalla Puerta. “Tenía una deuda con el gobierno de Estados Unidos que lo llevó a colaborar en algunas investigaciones, pero parece que los sentimientos terminaron imponiéndose sobre su misión”.

“La Mariposa” se inscribe en el rubro de las llamadas “narcoseries”, que son seguidas por muchos, pero miradas por otros con desconfianza. “A mí me parece que es algo que debe contarse y que hay muchas maneras de hacerlo”, se defiende.